«Mini 230», un velero para toda la vida

Con tan solo 45 kilos, un precio de salida de 3.300 euros y para navegar donde apetezca. Diseñado por Leszek Gonciarz y construido en Polonia por Solución Pragmática Sp.

Lo más llamativo, o lo más irónico, es que cueste lo mismo que un Optimist de regata; siendo el Mini 230 mucho más habitable, con mayor plano vélico y más versátil que el famoso “cajón de madera”.

“El barco de regatas más pequeño del mundo”; así se anuncia en la página web http://mini230.com/  del constructor polaco; y en la empresa que lo comercializa en Francia (https://www.supermini.fr/en/  ) hace una referencia que es 2 centímetros más corto que un Optimist. Lo cual hace pensar que con un súper Mini 230 siempre se tendrá un velero para navegar toda la vida por un precio de salida de 3.300 euros.

Pragmatismo es la filosofía con la que se ha creado este pequeño velero, diseño del arquitecto naval polaco Leszek Gonciarz, con el que se puede competir en regatas, practicar navegación en solitario, seguro que también en compañía (igual un poco apretados…), y puede ser utilizado por personas de todas las edades (peso máximo tripulante 140 kilos, edad mínima para patronearlo 10 años). Fácil de transportar sobre la baca del coche, el casco pesa tan solo 35 kilos; el mástil es desmontable en dos piezas. Tiene una eslora es de 2,30 metros, una manga de 1,20 metros, pesa 45 kilos puesto en el agua para navegar. Por ahora se ofrece con dos velas, mayor y foque, pero fácilmente se podrá instalar la maniobra para un spi asimétrico.

Otra importante ventaja es que lo entregan en una caja que después se puede utilizar para guardarlo; que seguro se podrá dejar en el garaje, etcétera.

c) Dury Alonso