Marta Güemes, la primera entre los españoles en finalizar la Mini Transat

Ha invertido 18 días y 3:13 horas entre Las Palmas de Gran Canaria y La Marin a bordo del Mini 650 Serie “Artelia”. Pablo Torres ha sido el segundo con el proto “Bicho II – Puerto Sherry”.

A las 16:21 horas UTCE de ayer domingo, 19 de noviembre de 2017, Marta Güemes cruzó la línea de llegada de la segunda etapa Las Palmas de Gran Canaria – Le Marin a bordo de su Mini 650 “Artelia” después de 18 días y 03:13 horas. Siendo la primera entre los navegantes solitario españoles participantes en la Mini Transat de 2017; finalizando en el puesto 36º de la general de etapa en la Clase Mini Series, a 3 días y 14:30:45 horas del primero Erwan Le Draoulec, y siendo la quinta más veloz en el grupo de velocidades medias entre los 7 y 65 nudos, ella mantuvo una media de 6,8 nudos entre los 44 solitarios de su categoría.

“Cuando lo piensas, los últimos cuatro días tuve unas condiciones de ensueño, el viento de los Alisios estable, sin chubascos, con las olas en la dirección correcta, bien ordenado, el barco se desliza solo. Allí te dices a ti miso que el organizador lo hace para que olvides los chubascos, las tormentas, etc. Pero no funcionará, no me olvidaré… (risas). Es una locura, se acabó, se acabó”. Así de contundente se manifestó Marta Güemes al llegar a tierra. “Es increíble, aquí es un paraíso. Después de las tormentas y los chubascos no pude soportarlo más. Durante una tormenta, estaba allí diciéndome: ¿Qué estoy haciendo aquí si el barco se da la vuelta? Fue insoportable…”.

Cierto es que ha tenido una segunda etapa movida, por un lado, la angustia vivida cuando se enteró que su colega de aventura en esta regata, la francesa Elodie Pédron, se le había rotó el soporte de uno de los timones después de Cabo Verde, que tuvo esa misma avería en otro de los timones antes del paso por el archipiélago caboverdiano, “me quedé ocho horas a su lado, cuando me fui, en absoluto, no estaba en el ritmo de regata…”. En la mente de Güemes volvía a retumbar los problemas de una rotura en medio del océano atlántico. Y otra situación complicada para la lanzaroteña fue la avería de su equipo de radio VHF, “durante cinco días no escuche a nadie en el VHF. Llamé, ¿alguien me escucha? Nadie respondió, así que insulté en el micrófono. No me importó porque nadie me escuchó… al final, pase diez días sin hablar con nadie…”.

Finalmente, el tiempo total de Marta Güemes con su “Artelia”, sumando el invertido entre las dos etapas (La Rochelle – Las Palmas de Gran Canaria y Las Palmas de Gran Canaria – Le Marin), ha sido de 29 días y 15:42:29 horas (11d 12h 29min 29s + 18d 03h 13min 00s), finalizando en el puesto 34º de la clasificación general absoluta.

A las 08:38:20 horas de hoy, cruzó la línea de llegada el segundo español participante en la Mini Transat, Pablo Torres con el “Bicho II – Puerto Sherry, que ha invertido 18 días y 18:30:20 horas en recorrer las 2.700 millas de la segunda etapa; a una velocidad media de 6,53 nudos.

Para Pablo Torres ha sido una experiencia increíble: “El barco es fantástico. Se rompieron unas cruces y tuve que hacer una atadura en para poder seguir. Pero supongo que no soy el único que tuvo problemas técnicos. De hecho, primero tuve un problema con el piloto automático al segundo días de regata. Cuando rompí la punta de la cruceta del mástil acababa de pasar Cabo Verde… lo principal era completar esta transatlántica. Puede que tenga que hacer otra para descubrir cómo es competir…”.

Torres finalizó esta etapa Las Palmas de Gran Canaria – Le Marin en el puesto 17º de la clase prototipos; y en el puesto 30º de la general con un tiempo acumulado de 30 días y 02:06:12 horas.

De los españoles, quedan por llegar Pilar Pasanau, David Alonso, Guillermo Cañardo y Marc Miró.

c) Dury Alonso