A Lemonchois se le atraganta la Transat Jacques Vabre

Arrival of Prince de Bretagne, Lionel Lemonchois and Bernad Stamm of the Transat Jacques Vabre 2017, duo sailing race from Le Havre (FRA) to Salvador de Bahia (BRA) in Salvador de Bahia on November, 2017 – Photo Jean-Louis Carli / ALeA / TJV17

En 2011 se tuvo que retirar por rotura del brazo de sujeción del flotador. 2015 “Prince de Bretagne” volcó frente las costas gallegas y en 2017 rompe el mástil a 93 millas de la llegada.

En esta edición de la Transat Jacques Vabre ya tuvo una avería después de cabo Finisterre, rotura de la driza de la vela mayor. Lo que obligo a Lionel Lemonchois dirigir su trimarán al abrigo de una isla de las Azores para poder, junto a Bernard Stamm, reparar la driza; tarea que implicó subirse uno de ellos al tope del mástil. Que como consecuencia les dejo fuera de cualquier opción de luchar contra los maxi trimaranes “Sodebo Ultim” y “Gitana 17”.

Con la amargura del tiempo perdido, Lemonchois y Stamm mantuvieron su ritmo de regata hacia Salvador de Bahía hasta que una avería mayor les trunco posibilidad alguna de finalizar la regata. El mástil del “Prince de Bretagne se desplomo por la rotura de un obenque: “Estamos decepcionados… durante la mañana navegábamos a toda velocidad, teníamos unas condiciones ideales, con genaker, mayor a tope, 16-17 nudos de viento, a una velocidad de 26-30 nudos, ni siquiera sobre un casco, nada, extraordinario, excelentes condiciones para llegar. Y, de repente, estaba cayendo. Comenzó suavemente, fue increíble. No lo sentí demasiado, Bernard estaba a la caña, sentía que el mástil estaba cayendo”; comentó Lemonchois.

Illustration during arrivals of the Transat Jacques Vabre 2017, duo sailing race from Le Havre (FRA) to Salvador de Bahia (BRA) in Salvador de Bahia on November, 2017 – Photo Jean-Louis Carli / ALeA / TJV17

Ambos marinos trataron de recuperar el mástil lo más rápido posible, se rompió rápidamente. No les dio tiempo a poder hacer maniobra alguna para contener su caída, que acabo cayendo entre el pie del mástil y uno de los flotadores.

“Nos habíamos preparado la la llegada, incluso Lionel se había afeitado. Estábamos listos. Obviamente para mí es diferente, solo la decepción de no finalizar la Transat Jacques Vabre. Lo siento por Lionel y Prince de Bretagne. Especialmente porque desde que iniciamos la regata hemos sido super conservadores, es molesto… pero lo hemos hecho bien porque solo hay daños menores excepto el mástil. Tenemos todas las velas…”; manifestó Bernard Stamm.

Lemonchois sabía que con el 80 pies “Prince de Bretagne” no tenía opción ante los maxi trimaranes de 100 pies “Gitana 17” y “Sodebo Ultim”. Su plan consistía en llegar a Salvador de Bahía no más tarde que 24 horas respecto a los Ultim, “… sabíamos que no valía la pena hacer algo tonto ante los dos maxis trimaranes”.

“Prince de Bretagne” remolcado por la Armada de Brasil

Es la tercera ocasión que Lionel se tiene que retirar de la Transat Jacques Vabre bajo los colores de Prince de Bretagne. Su primer abandono fue en 2011 con el Multi 50 “Prince de Bretagne”, al tercer día de regata sufrió una rotura en uno de los brazos de unión entre el casco central y un flotador.

Durante la Transat Jacques Vabre de 2015, con el “Prince de Bretagne 80”, Lemonchois, acompañado por Rolan Jourdian, volcó cerca de las costas gallegas. Siendo rescatados por un helicóptero de Salvamento Marítimo a 150 millas de A Coruña. Más tarde, junto a su equipo recuperó el multicasco en mar abierto con una maniobra de darle la vuelta sobre sí mismo -se utilizan lastres de cadenas, y dos embarcaciones de motor para voltearlo- y después remolcado.

Y en el histórico de averías, en 2014, también desarboló el “Prince de Bretagne” frente las costas de Brasil cuando Lemonchois pretendía realizar un récord en solitario desde la Bretaña hasta isla Mauricio.

c) Dury Alonso