A por la segunda etapa Las Palmas de Gran Canaria – Le Marin

Marta Güemes con el Concejal Ciudad de Mar de Las Plamas de Gran Canaria

La Mini Transat sigue hacia el Caribe, serán 2.700 millas de ruta transoceánica. El 1 de noviembre se dará la salida con una predicción meteorológica favorable de Alisios.

Tomando como referencia la edición de la Mini Transat en 2015, la flota invertirá más de catorce días durante la segunda etapa; en este caso será entre el puerto de Las Palmas de Gran Canaria y el de Le Marin en la isla caribeña de Martinica, sobre un recorrido de 2.700 millas. En la edición de hace dos años, el ganador de la etapa en Clase Prototipos fue Fréderic Denis con el “Nautipark”, y que logró la victoria en la general; y en Mini Series fue Jelien Pulve con el “Novintiss”, siendo segundo Ian Lipinski con el “Entreprise (s) Innovante (s)”, al final ganador final de esta clase por suma de tiempos invertidos.

Ian LIPINSKI / Proto 865

A pocos días de la salida de esta segunda etapa, todas las miradas se dirigen hacia dos patrones. Entre los Mini Prototipos Ian Lipinkis acumula 9 días, 23 horas, 22 minutos y 12 segundos tras la victoria en la primera etapa. Y en los Mini Series el líder es Valentin Gautier con un registro de 10 días, 3 horas, 40 minutos y 29 segundos.

Valentin GAUTIER / Série 903

Lipinkis ya sabe lo que es ganar una Mini Transat, lo cual quiere decir que conoce sobradamente la ruta, y cuenta con una preparación excelente. Para el suizo Gautier, de profesión carpintero de ribera, esta es su primera regata transoceánica, y desde el primer momento dijo que su objetivo era lograr un puesto de honor; por ahora razón no le falta.

Pablo TORRES BARRAGAN / Proto 431

 En lo que respeta a los patrones españoles, Pablo Torres quiere llegar al Caribe con el “Bicho II – Puerto Sherry” mejorando su clasificación parcial; nos comentó desde Las Palmas de Gran Canaria: “Muy contento de haber llegado bien… el barco no es el más moderno, esta es mi primera Mini Transat… Mi objetivo es acabarla, lo mejor que pueda, pero acabarla. Tras la primera etapa, me veo más seguro para afrontar la segunda entre Las Palmas de Gran Canaria y Le Marin en isla Martinica. Conozco mejor los límites del barco, no se trata de romper velas o material, hay que llegar. También es verdad que aquí hay menos tensión que la sufrida antes de la salida en La Rochelle, donde tenías mucha presión; numerosas reuniones con ochenta patrones, los controles de seguridad, etc.… Por lo menos en Gran Canaria he podido ir hacer surf, para relajarme un poquito…”.

Marta GUEMES / Série 591

Y para la lanzaroteña Marta Güemes, afincada en Francia, tiene claro que esta segunda etapa será mucho más llevadera que la primera: “La segunda etapa iré mucho tranquila, la primera fue como el gran descubrimiento de la navegación oceánica, con días de mar gruesa y viento fuerte; nunca había ido tan rápido con mi barco como fue el paso del DST de Finisterre… por el aire, surfeando las olas. He podido comprobar que el barco aguanta muy bien, que yo también; así que mucho más tranquila para la próxima etapa.

Respecto al futuro en regatas oceánicas, yo ya he vendido mi barco. La verdad que estuve triste en el barco durante la primera etapa porque pensaba que sería mi última regata, pero creo que no será así. Intentaré navegar en regatas de A Dos, me encantaría hacer la Le Sables – Azores en barcos de más eslora; las oportunidades que tenga de navegar en Mini 650 aprovecharlas todas. Y luego ver en que, como, y en qué posibilidades en otros barcos de mayor eslora… Ahora estoy viviendo la Mini Transat, he estado en el 200% del proyecto, y he aprovechado el final de la etapa en Las Palmas de Gran Canaria para descansar unos días en casa (en Lanzarote)”.

Pilar Pasanau

Aunque faltan días para la salida, la predicción meteorológica indica que en Las Palmas de Gran Canaria será con vientos del noreste, de unos 17 nudos de intensidad. Y parece que el viento de los Alisios se mantendrá durante la toda la ruta hasta el Caribe, más intenso sobre el paralelo 14° Norte después del archipiélago de Cabo Verde. Unas condiciones de viento que a Pilar Pasanau no le parecen muy intensas: “… llevo días viendo la predicción y no parece que tengamos un Alisio muy fuerte; incluso he hablado con gente de Canarias y me ha dicho que tienen esa misma sensación. Habrá que esperar cómo evoluciona, y ver una predicción antes de la salida. Por lo demás, ya se han realizado las reparaciones, en especial la del botalón; que me lo arreglo Pablo Torres, un manitas con esto del carbono…”.

c) Dury Alonso