Los Mini 650 en permanente evolución

En los orígenes de la Mini Transat, los diseños fueron de altos francobordos; después con dos timones, orzas de deriva laterales, quillas basculantes, y en la actualizad con proas redondas.

A través de los océanos, navegar a vela al máximo de velocidad con el menor coste, la Clase Mini 650 es un banco de pruebas para otras oceánicas.

Mini 650 Serpentaire de 1977

Desde 1997 ya se han disputado 39 ediciones de la transatlántica Mini Transat. Y fue en 1984 cuando nació la Asociación de la Clase Mini 650, para ordenar el circuito de regatas y todo lo relativo a la reglamentación de los veleros, en especial la definición de cada una de las Clases: Prototipos (barcos one-of) y de Serie (mínimo 10 unidades construidas).

Como todo, los inicios del movimiento Mini 650 se basó en embarcaciones robustas y seguras, muy lejos de los actuales veleros ligeros y super rápidos. Los diseños de referencia han sido el Serpentaire, con el que Daniel Gilard ganó la primera edición de la Mini Transat en 1977 (de madera contrachapa, del cual se construirían 155 unidades); en esa misma edición, el “Spanielek” del polaco Kasmierz Jaworski, que fue segundo tras Daniel Gilard (un diseño de Gilbert Caroff, con dos timones, dos stais en proa para izar dos genovas al mismo tiempo, en 24 horas llegó a recorrer 185 millas a una media de 11 nudos); y en 1979 el “American Express” (de madera laminada y tanques de lastre) del estadounidense Norton Smith; que ganó al vencedor de la primera edición Daniel Gilard.

La idea de Gilbert Caroff, los dos timones en el diseño “Spanielek”, ha marcado el uso de esta configuración hasta la actualidad, “… diseñamos el primer velero con dos timones en 1977, hoy en día es algo normal en los barcos oceánicos de regata, y también de crucero. Han sido 35 años de experiencia con esta configuración, los medios de comunicación nos dicen que hemos sido los inventores. Una experiencia que nos ha hecho evolucionar este concepto, algo que no se hace de forma improvisada”.

Los primeros prototipos aparecieron durante diez años de evolución. Para el arquitecto naval Etienne Bertrand: “En mi opinión, el primer prototipo fue el “Ameican Express” de Norton Smith, ganador de la edición de 1979”. Este diseñador ha desarrollado nuevos Mini 650, de hecho, el nuevo barco para Jörg Riechers para la Mini Transat 2017 es de Bertran. “Hasta 1987, los cascos evolucionaron muy poco. Hemos obtenido ligeras ganancias en términos de potencia y ergonomía, pero la filosofía que prevalece en el diseño del casco es idéntica”.

Marta GUEMES / Série 591

A finales de los ochenta se produjo la revolución Finot. En 1987 aparecieron dos nuevos prototipos del Grupo Finot. “La reducción del francobordo fue radical, lo más bajo que nos permitía el reglamento… Sobre todo, queríamos trabajar el potencial de las formas del casco, … hacerlo más ligero…”; comentó Pascal Conq. Lograron una combinación ganadora, que durante años dominaron los diseños Finot-Conq. De 1989 a 2013, los diseños de Finot ganaron la regata en seis ediciones. En esencia, fue la filosofía que marco la tendencia. Lograron que un mismo barco, el “Eva Luna” ganase en 2009 patroneado por Thomas Ruyant y en 2013 en manos de Benoît Marie; y en 2015 un tercer puesto. Solo otro barco ha cosechado más de una victoria en la Mini Transat, el “Karen Liquid”, diseño de Magnen, ganador en 1997 y 1999.

1991 fue el año de Michel Desjoyeaux. Su talento y creatividad de él, y sus hermanos Bertrand y Hubert, los más tarde crearían el astillero CDK, trabajaron sobre un prototipo antiguo, diseño de Fauroux, al que le instalaron la primera quilla basculante, un botalón ajustable y un carro circular para la contra de la mayor; además de numerosas soluciones técnicas. En la salida de la regata en Douarnenez, todas las miradas apuntaban al prototipo de Desjoyeaux; y al final de la transatlántica en Fort-de-France (Martinica) los marinos solitarios se agolparon alrededor del barco para poder verlo con detenimiento al ganador de la segunda etapa.

El periodo 1997 – 2013 fue el reinado de los Pogo en la Clase Mini Serie, su origen viene de la idea del supe conocido “Coco”. El Pogo 1 (diseño de Pierre Rolland) y Pogo 2 (Finot-Conq) siguen dando guerra en esta regata; y en la actualidad el Pogo 3 (Guillaume Verdier Design) también es un referente en esta clase.

La última vuelta de tuerca en el diseño de los Mini 650 fue la de David Raison en 2009, arquitecto naval y navegante oceánico, deicidio inspirarse en los barcos “scow” que navegan en la bahía de Chesapeake (USA); creando barco de fondo plano y con mucho volumen en proa, redonda. Durante dos años estuvo trabajando en su diseño, uno de los problemas que tuvo que solventar fue la reducción de la superficie mojada. En 2011 dominó la regata Mini Transat con su Mini “Magnum”, provocando un nuevo camino en el diseño de una generación de nuevos prototipos. Ian Lipinski, que navega con el “Grifon.fr”, una evolución del diseño de Raison, es uno de los favoritos; que tendrá que enfrentarse al radical “Arkema 3” (diseño de Romaric Neyhousse), al “Lilientahl” (diseño de Etienne Bertrand) y al Eight Cube (diseño de Mer Forte).

Mini “Arkema” con mástil ala, proa redonda, foils en timones y orzas, quilla basculante

“Nunca nos hemos ido de la Mini Transat”; comentaba Pascal Conq. En el estudio Finot-Conq están trabajando en un nuevo diseño para la edición de 2019, un Mini 650 que se conocerá el próximo año.

c) Dury Alonso