“Gitana 17”, despegue inmediato sobre sus foils

Las 15,5 toneladas del maxi trimarán pasaron del efecto Arquímedes a navegar tan solo apoyado en los foils. Y 65 días para estar en la línea de salida de la Transat Jacques Vabre

El pasado 17 de agosto, de 2017, el maxi trimarán “Gitana 17” navegaba sobre sus foils después de una primera puesta a punto tras ser botado hace un mes.

“Desde el principio, pudimos ver que el barco cumplía sus promesas: ¡rígido, fuerte y con un poder que sólo pide exprimirlo! ¡Cuando tuvimos a bordo los dos foils, a mediados de agosto, pudimos encontrar rápidamente los ajustes para cambiar de Arquímedes al modo volador! La primera vez que el barco despegó fue un momento increíble. Teníamos 15-17 nudos de viento y mar llana, con menos de un metro… todo estaba preparado para volar. A bordo, había una mezcla de emoción, sorpresa y orgullo. Porque, aunque acabamos de empezar, y bien conscientes de que tenemos todo por aprender y mucho por descubrir, es una gran satisfacción ver que va en la dirección correcta”; comentaba Sébastien Josse.

Ya se sabe que el equipo Gitana, Edmond de Rothschild, siempre guarda un alto secretismo sobre sus veleros. Pero el trabajo iniciado hace más de tres años, junto al equipo de diseñadores Verdier, va por el buen camino; que tiene como principal objetivo la próxima vuelta al mundo a vela en solitario en 2019.

A 65 días de la salida de la regata Transat Jacques Vabre, en A Dos (5 de noviembre), no le quedan muchas jornadas al patrón Sébastien Josse, a su co-patrón Thomas Rouxel, y equipo; que desde su puerto base en Lorient, entrenan sin descanso para poder conocer al máximo los mejores trimados de este trimarán de 32 metros de eslora. Para Josse: “El navegar sobre los foils es parte del conocimiento que estamos realizando, pero no es lo principal de cara a la Jacques Vabre, donde la navegación nocturna es mucho más importante. Nos enfrentamos a equipos que conocen mucho mejor sus barcos, y estamos realizando un aprendizaje acelerado”.

c) Dury Alonso