53ª Regata Ribeiro: en Portugal en busca de mayor participación lusa

160709_RIAS-BAIXAS_01_Autoridades-con-Copa-del-Navegante

El alcalde de Viana y los presidentes de Náutico, CVVC y la D.O. Ribeiro se fotografiaron con la Copa del Navegante
El Náutico mostró la regata aprovechando la presentación del Mundial de Vaurien en Viana do Castelo. La Copa del Navegante abandonó por vez primera la custodia del Náutico para viajar a Portugal por unas horas

El Real Club Náutico de Vigo y la D.O. Ribeiro presentaron en el Centro de Vela de Viana do Castelo (Portugal) la 53ª Regata Ribeiro – Rías de Galicia, que del 12 al 15 de agosto se celebrará en las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa.

Ante los medios lusos y con el Club de Vela Viana do Castelo (António da Cruz) y el presidente de la Cámara municipal, José Maria Costa, como anfitriones, Justo González Ballesta, su homólogo en la centenaria sociedad viguesa, anunció su “deseo de que participe el mayor número de barcos lusos” pues la prueba nació en 1964 como un polo de atracción turística que desde la primera edición tuvo respuesta de la flota portuguesa, vencedora en 1965, 1966 y 1967 gracias a Serra Riveiro.

Náutico y Ribeiro hicieron campaña promocional aprovechando la presentación del Mundial de Vaurien. Es la primera vez en este siglo que la regata se promociona en Portugal. Felicísimo Pereira, presidente de la Denominación de Origen, invitó a los aficionados a la vela a “acudir a las Rías” y Fernando Giraldo, director de la regata, recordó que este año habrá una novedad en las cuatro etapas para fomentar la presencia de los regatistas vecinos: la Copa Ibérica o Desafío de las Naciones, un trofeo específico con los cruceros portugueses como protagonistas.

Giraldo explicó que los últimos años se inscriben barcos de Portugal, pero que también hay patrones y regatistas que optan por alquilar un barco en Vigo para hacer las etapas.
La intención del Náutico es atraer con la calidad de la regata a la flota de vela pesada del norte, habituada a navegar en río o en mar abierto porque solo cuenta con la ría de Aveiro.