Antología del mar en la literatura

151215_ANTOLOGIA DEL MAR_02

Emilio Barrenetxea, piloto de la Marina Mercante, entre otras virtudes se ha lanzado a escribir un libro diccionario para que el lector de literatura náutica pueda precisar el significado de las palabras
De entrada hay que decir que Emilio Barrenetxea se ha pegado una buena currada escribiendo “Antología del mar en la literatura”, porque se basa en un arduo trabajo de anotar decenas de palabras necesarias de explicar topadas en más de un centenar de libros de su propia biblioteca. En títulos publicados entre el siglo XVI hasta nuestras fechas, como “El arte de marear y de los inventores de ella” de Fray Antonio de Guevara (1539), o “El espejo del Mar” de Joseph Conrad (1997).

Emilio Barrenetxea

Emilio Barrenetxea

Como bien dice Barrenetxea “Extensa, sí, incluso inacabable, por eso esta antología se basa en tan solo en los libros habidos en mi biblioteca –no en todo, puesto que los términos pueden repetirse- y no en libros ajenos, puesto que la empresa concebida de esta manera hubiera sido muy, muy larga y, …”.

Es todo un lujo poder disponer de una obra como esta, fácil de leer, con un índice alfabético y con una acertada explicación por parte del autor al incluir un párrafo de una novela, u otra obra literaria donde se hace mención a la palabra en cuestión, provocando un mayor enriquecimiento en su significado.

Según Emilio Barrenetxea el punto de arranque de esta larga singladura se inició releyendo “El espejo del Mar” de Josep Conrad (en las traducciones del escritor Javier Marías en 1997 y 2005). “Fue en las páginas de este libro donde me di cuenta de la dificultad que tiene el lector no especializado en el lenguaje marino para entender términos…”.

Puesto negro sobre blanco “Antología del mar en la literatura”, Andrés Díaz Ferro (Capitán de la Marina Mercante) prologa la obra con gran acierto “Al igual que la construcción de navíos comenzó en su primitivo origen vaciando un simple tronco de árbol…, en esta obra su autor nos va iniciando en la terminología marinera detallando con precisión el significado de cada vocablo de forma sencilla y brillante…”.

En sus casi trescientas páginas unos se topa con palabras tan conocidas para los navegantes como: A la capa, Babor, Cabo, Dársena, Encallar, Falucho, Gallardete, Hacerse a la mar, Imbornales, Jarcia, Largar o Mamparo; pero dudo mucho que se conozca el significado de: Afoscar, Bacalao, Collada, Derrelicto, Embicazo, Fugada, Galeno, Hamacarse, Intérpole, Jardín, Lloradero o Mambrú.

– Afoscar. Nublarse el horizonte

– Bacalao. Parte de la cubierta superior o del puente de ciertos buques de motor que sobresale fuera o del costado o del puente para dar más desahogo…

– Collada. Vientos continuos de una misma parte por un tiempo.

– Derrelicto. Buque u otro cualquier objeto flotante abandonado a la deriva del mar.

– Embicazo. Embestir a tierra o costa desde la embarcación, de roa (roda) a roa…

– Fugada. Racha (de viento) de bastante duración.

– Galeno. Brisa, viento suave y apacible.

– Hamacarse. Soportar un buque un gran esfuerzo por diversas causas.

– Intérpole. Buque que se dedica al comercio ilegal de una nación en las colonias de otra o la usurpación de…

– Jardín. Obra exterior volada que se practicaba generalmente a popa con puertas de comunicación a la cubierta o las cámaras de oficiales en navíos grandes y que tiene conductos para desaguar al mar. Sirve para retrete del capitán y oficiales.

– Lloradero. Lugar donde se filtra o resuda el agua.

– Mambrú. Nombre que a bordo se le da a la parte de la chimenea del fogón que sobresale de la cubierta o del canto de la borda y que dirige el humo a sotavento.

151215_ANTOLOGIA DEL MAR_01

Blas de Lezo, oleo de Juan Garcés.

Así que, sí estamos en el bacalao de estribor, andamos al intérpole, con collada y fugada de vientos, y vemos afoscar el horizonte. Lo mejor no será irse al jardín antes de sentir el embicazo de la roda.

Para evitar tribulaciones, y no ir toda ropa, lo mejor es tomar buena nota de esta dirección de correo electrónico rocamadourspain@gmail.com y hacerse con uno de los ejemplares de “Antología del mar en la literatura” tras abonar 37 euros.

c) Dury Alonso