Con “Sail Timer Wind” un cable menos en el mástil

141221_SAIL TIMER WIND_02

Un anemómetro que siempre indicará la intensidad y dirección correcta, por muy escorada que este la embarcación.

Autónomo y autosuficiente. Los equipos electrónicos a bordo de una embarcación siempre han sido un tedio para el armador y tripulaciones, sobre todo que ahora hay tantos equipos periféricos de ayuda a la navegación, tanto para regata como navegación placentera.

Uno de los problemas que representa tener a bordo equipos electrónicos es la dependencia de energía eléctrica a través de las baterías, y como consecuencia el tener que cargarlas. Cierto es que ahora hay vías alternativas para la carga de baterías al marguen de un motor de combustión, mediante paneles solares, aerogeneradores o hydrogeneradores.

Pero en el tope del mástil las cosas no son tan fáciles por la altura sobre cubierta y el poco espacio que tienen las perillas; aunque ahora ya hay equipos que transmiten vía radio frecuencia los datos del anemómetro, siempre hay entre medias el famoso cable de la electrónica desde la mesa de carta hasta el tope del mástil.

“Sail Timer Wind” es uno de los pocos equipos que funciona en el tope del mástil sin necesidad de cable alguno para recibir energía y transmitir los datos. Es totalmente autónomo y autosuficiente para facilitarnos la información de intensidad del viento y su dirección en posición vertical o por muy escorado que este la embarcación. Cuenta con unos pequeños paneles solares que le suministran la energía eléctrica suficiente para poder trabajar sin depender de otro equipo externo. Y la información la puede transmitir vía Bluetooth o wifi.

Diseño mejorado de las cazoletas. Uno de los problemas que tiene los anemómetros a bordo de embarcaciones es la escora, principalmente en los veleros. En algunos equipos orientados para la alta competición, en el interior se instala un micro procesador que integra los ángulos de escora para calcular la dirección, intensidad y ángulo real del viento; pero esto es un juguete muy caro. Cosa que “Sail Timer Wind” lo tiene resuelto en su propia placa al incorporar la señal GPS, de esta manera el micro procesador calcula los datos reales del viento (hace mediciones 11.000 veces por segundo); además de facilitar una información extra para el programa informático de navegación que tengamos instalado en el teléfono inteligente, tableta o PC a bordo.

141221_SAIL TIMER WIND_04

Las cazoletas de “Sail Timer Wind” no tienen “zonas muertas” en caso de escora gracias a su diseño. Las habituales con forma semiesférica, basadas en el diseño del británico Robinson en 1870, se llegan a parar con ciertos ángulos de escora del mástil y realizar mediciones erróneas con poca intensidad de viento.

El diseño de las palas de este anemómetro no es semiesférico, son curvadas de menos a más desde el eje, con un alabeo como si fuera una hélice, lo que le permiten estar siempre expuesta al impacto del viento con cualquier escora e intensidad.

La instalación del equipo en el tope del mástil es bien sencilla, viene con un soporte que se atornilla, midiendo el total del conjunto unos 40 centímetros desde su base. Es totalmente estanco, el programa del compás electrónico es de 9 ejes, con acelerómetros y giroscopio integrado. No requiere calibración alguna y se puede instalar en mástiles giratorios al no necesitar ajuste de ángulo.

Se puede comprar a través de la web http://www.sailtimerwind.com/order.html , ahora hay una oferta navideña de 349,99 dólares; a partir de enero su precio será de 450 dólares. Que es más barato y eficiente que el sistema básico Tack Tick.

141221_SAIL TIMER WIND_03

Entre los diferentes accesorios que dispone “Sail Timer Wind”, si se quiere tener una conexión vía wifi con datos NMEA se necesita comprar el Wifi Server que cuesta unos 294.99 dólares (con una pequeña batería de 12 voltios 5 amperios ya funciona). De esta manera toda la información del viento estará en nuestro PC de bordo, y compartirlo vía Wifi con otros equipos.

Y no debemos de olvidar que con “Sail Timer Wind” tenemos la velocidad real de la embarcación sobre el fondo.

c) Dury Alonso