El OPEN 16 “Fipofix” a la altura de Madeira

140205_FIPOFIX_01

Ya son veinte días de travesía transoceánica del pequeño velero austriaco entre Gijón y San Augustine (USA). Harald Sedlacek está cumpliendo las expectativas de su padre Norbert Sedlacek cuando le cedió el puesto en Gijón.

Apuntando a las islas Canarias. En el pequeño velero de 5,60 metros de eslora, el austriaco Harald Sedlacek lleva unos veinte días de navegación  en solitario desde que zarpo del puerto de Gijón el pasado 16 de enero rumbo al estadounidense de San Augustine en Florida.

Una travesía nada fácil para Haraln Sedlacek que se tuvo que comer un par de temporales para hasta cabo Finisterre, de hecho invirtió casi cinco días hasta este extremo geográfico gallego. No debemos olvidar que el “Fipofix” tiene tan solo 16 pues de eslora, y con tanta mar y viento su velocidad es muy baja, de unos tres a cuatro nudos.

Parece ser que por ahora todo funciona con normalidad a bordo del “Fipofix”, el piloto automático hace su trabajo, el hydrogenerador le carga bien las baterías, e incluso Harald comenta que está fabricando agua dulce sin mayor problema con la potabilizadora Katadyn.

140205_FIPOFIX

Restan 3.450 millas hasta San Augustine (USA). Más o menos es lo que queda por recorrer al “Fipofix” para llegar al final de su travesía transoceánica. Si es que mantienen su ruta original desde el puerto de Gijón, en teoría el puerto origen es Le Sables d´Olonne pero las condiciones meteorológicas en el Golfo de Vizcaya provoco un cambio de planes.

A media mañana de hoy, 5 de febrero de 2014, el “Fipofix” se encontraba a unas 250 millas al norte de las islas Canarias, navegando por el este de las islas de Madeira. Su velocidad no superaba los cinco nudos. Sí le restan 3.450 millas hasta San Augustine, implica que necesitará unos 29 días más para llegar a las costas de Florida.

Esperemos que Harald tenga suficientes víveres para tragarse el Atlántico de costa a costa, y mucha suerte de no tener averías.

c) Dury Alonso