Mini Transat: La flota parará en Sada, Galicia

131030_MINI TRANSAT_01

La Organización de la Mini Transat ha puesto en marcha el plan “B”, los fuertes vientos en Finisterre obligarán a resguardar la flota en el puerto gallego de Sada. ¿Podrán toparse con la flota de la Transat Jacques Vabre?

Veo, veo, ¿qué ves? Una borrasca otra vez. Ya así se escribe la historia de la Mini Transat 2013, que con 16 días de retraso en su inicio por continuas borrascas en el golfo de Vizcaya, ahora tendrán que hacer una parada técnica en el puerto gallego de Sada con la llegada de otro temporal otoñal.

Les está constando salir de la “olla” a los 80 Mini 650 que siguen  en regata, ya hay cuatro abandonos en la Clase Serie de esta Mini Transat.

Estaba previsto que en las próximas horas llegase una nueva borrasca que azotase el golfo de Vizcaya, pero 16 días de retraso ha obligado a la Organización a poner en marcha la regata. Así que ahora dicen que tiene que aplicar el plan “B”, que será en puerto entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre. Hace unos días se habían planteado hacer una pequeña etapa entre Douarnenez y Gijón, para después seguir hacia Puerto Calero en Lanzarote, pero la situación oriental del puerto asturiano respecto cabo Finisterre en Galicia no les beneficiaba.

Habrá una línea de llegada en Sada para los próximos días, puerto desde donde se dará otra salida hacia Puerto Calero cuando se tranquilicen las condiciones meteorológicas.

Se esperan muchos veleros en la costa gallego y portuguesa. El retraso en el inicio de la Mini Transat ha estado a punto de solaparse con la salida de la flota de la Transat Jacques Vabre. Y ahora puede que con este nuevo paréntesis en la Mini Transat produzca una gran concentración de veleros al paso de Finisterre hacia el sur.

131030_MINI TRANSAT_02

El próximo domingo, día 3 de noviembre, zarpará de Le Havre la flota monocasco de la Jacques Vabre, unos 25 Class 40 y 10 IMOCA OPEN 60, veleros que navegan mucho más rápido que los Mini 650. Si sumamos los 80 de la Mini Transat, al final tendremos a más de cien veleros en plena competición en la costa atlántica; y que a medida que pasen los días serán rebasados por los multicascos que zarparan el día 5 de Le Havre.

Un buen “marrón” para los técnicos del control marítimo en la zona de Finisterre.

c) Dury Alonso