IMOCA acuerda limitaciones en mástiles y quilla

131022_IMOCA_03

La seguridad de los OPEN 60 ha provocado otra vuelta de tuerca en la regla de estos monocascos oceánicos. Habrá restricciones en el diseño y materiales de los mástiles, y un solo tipo de material para la parte superior de las quillas desde el bulbo.

Por unanimidad se acuerda limitar mástiles y quillas. La IMOCA, la Asociación Internacional de la Clase de Monocascos OPEN, tiene un comité técnico muy activo, ya cada cierto tiempo revisan los aspectos que puedan afectar a la seguridad de estos veloces veleros, así como la continuidad de la clase oceánica de monocascos más importante.

131022_IMOCA_02

También les preocupa la contención de los presupuestos de los equipos, sobre todo en lo relativo al diseño, construcción y mantenimiento de los OPEN 60. Si se limita ciertas partes, o elementos, al mismo tiempo se evitar incrementar el gasto, aunque muchas veces las inversiones en investigación pueden salir más caras. Por ahora hay dos elementos importantes que formaran parte del paquete limitaciones: mástiles y quillas.

Dos posibles configuraciones de mástil. Con el apoyo de las empresas de ingeniería GSEA y HDS, muy vinculadas a las flota OPEN 60 desde hace unos veinte años, IMOCA ha tomado la decisión de limitar el tipo de materiales compuestos se usaran para la construcción de mástiles, y los limites en el caculo de estructura de los mismos.

Igual que ahora, se podrá utilizar mástiles fijos o mástiles ala con “outriggers” (tangones laterales, o crucetas sobre cubierta) pero bajo la nueva normativa más restrictiva de materiales y calculo de estructura. Datos que todavía no se han hecho públicos, en el último documento de IMOCA aparece un Anexo C sobre mástiles pero sin finalizar, pero que evidentemente buscara mayor seguridad ante roturas. Como lo sucedido a San Davies en la última Vendée Globe, que perdió el mástil de su OPEN 60 a la altura de Madeira a los pocos días de iniciarse la vuelta al mundo. O la rotura del mástil del “President” de Jean Le Cam y Bruno García en la Barcelona World Race de 2010-2011, un mástil giratorio con jarcia fija, invento de Mike Golding que siempre le ha dado problemas en sus OPEN 60.

131022_IMOCA_01

Un solo tipo de material para la quilla. En la última Vendée Globe dos OPEN 60 perdieron la quilla, el “Safran” a las pocas horas de iniciarse la regata, el “Virbac Paprec” después del Ecuador o el “Acciona” llegando a la altura de las Azores. “Safran” había instalado una nueva quilla meses antes, fabricada en titanio el “ala” de la quilla.

Marc Guillemot se preocupo mucho de tener todos los datos del porque se rompió la sujeción de la quilla en su parte superior, cerca del punto donde se aloja el eje pasante para el giro lateral, información que después facilito a la propia IMOCA para su analisis. Respecto al “Acciona” poco se sabe, más bien nada, desde que el velero regreso a su base en Palma de Mallorca esta en modo “oculto”, el equipo no informa de nada, de nada.

Con estos precedentes, y otros anteriores, el Comité Técnico de IMOCA elaboró un nuevo Anexo en la normativa para la concepción de las quillas (Annexe A-2013 Règles de conception des quilles); que está pendiente de nueva redacción, pero lo más destacable es la limitación a un solo tipo de material para el “sable” de la quilla, tendrá que ser todo e acero inoxidable, y el bulbo de plomo tendrá un peso máximo de 3.500 kg.

Estas medidas, y otras por definir, pretenden una mayor homogeneidad de la flota OPEN 60, y que sean los patrones los que marquen las diferencias en el campo de regata.

c) Dury Alonso