Mini Transat: Elucubrando alternativas para salir de Douarnenez

131014_MINI TRANSAT_DOUARNENEZ_01

Poco a poco sube la presión entre la Organización y los 84 patrones solitarios. Hay una propuesta de dividir la primera etapa Douarnenez – Porto Calero entrando en un puerto asturiano.

Las borrascas atlánticas atrapan a la flota en Douarnenez. Sigue el retraso para la salida de la Mini Transat 2013 ante las adversas condiciones meteorológicas en el golfo de Vizcaya para la flota Mini 650.

Es difícil poder mantener la quietud cuando una organización tiene a 84 patrones solitarios con la adrenalina a tope, “chorreteando” por todo el organismo. Y al mismo tiempo lograr el equilibrio entre la máxima seguridad de la flota, y cumplir con los tiempos establecidos con la agenda programa para toda la regata. En estos momentos el gasto de organización ya se estará disparando cada día de retraso en Douarnenez, y que de seguir así empezara a afectar a los tiempos de estancia en Puerto Calero y el final en Guadalupe.

Alternativa asturiana. Se ha planteado dividir la primera etapa en dos, un primer recorrido entre Douarnenez y el puerto de Gijón, y un segundo tramo entre Gijón y Puerto Calero. ¿Por qué una posible recalada en Gijón? Pues porque la Organización necesita un puerto donde pueda albergar a toda la flota, que además tenga infraestructuras suficientes para toda la logística y este relativamente cerca de cabo Finisterre, el gran escollo.

Sabedores que la borrascas no serán continuas, que siempre hay un pequeño espacio entre la llegada de cada frente. Lo que pretende la Organización es que la flota empiece a navegar hacia el sur, que salgan lo antes posible de Douarnenez y que se acerquen lo máximo a cabo Finisterre. De ahí hacer una parada en la costa asturiana.

131014_MINI TRANSAT_DOUARNENEZ_02

Alguien dirá, ¿y por qué no en Galicia? Pues porque antes de llegar a cabo Finisterre hay dos cabos importantes, Estaca de Bares y Ortegal, donde los vientos del poniente soplan de lo lindo. Y tampoco hay puertos suficientes con capacidad y operatividad para dar cobijo seguro a 84 Mini 650, por muy pequeño que parezcan son muchos barcos. Toda la flota, en línea, ocuparía un espacio de 630 metros de largo, más de medio kilometro. Es cierto que se todo se puede plantear, pero la paciencia es el mejor aliado para no cometer errores ante la difícil situación que están viviendo.

Aun así, según comenta la Organización de la Mini Transat 2013 la alternativa asturiana es conjetura por ahora.

c) Dury Alonso – PONTOON – Flipboard