HYDROFOILS CON ENERGIA HUMANA

Hydrofoils  SilverSwan_3_p

Con la fuerza de nuestras piernas, dándole a los pedales, saltando como una rana; utilizando una canoa, una tabla de surf o cualquier otro artilugio es posible navegar sobre el agua con el mínimo rozamiento.

Imitar a Jesús Cristo sobre las aguas. Lo de imitarlo es cuestión de fe, el poder hacerlo por ahora es posible utilizando la técnica de los hydrofoil, navegar sobre la superficie del agua con el mínimo rozamiento gracias al uso de unos apéndices que se instalan en los cascos de las embarcaciones.

Hydrofoils  Alt_USA16_P

El ejemplo más grafico lo podemos ver en los transbordadores de pasaje marítimo, que van a todo pastilla, y en veleros lo último en los nuevos multicascos de la Copa América, los actuales AC 72 que tiene por objetivo navegar solo sobre los foils de las orzas y timones.

Con la fuerza de las piernas. Es una opción mucho más económica, más casera, y que se puede practicar en lagos, pantanos y aguas abrigadas.

De hecho hay un campeonato de Europa, el ganador en 2012 fue el proyecto Silver Swan que recorrido 100 metros en 14:11 segundos.

Hydrofoils Decavitator_3_p

Esto de volar sobre el agua no es nada nuevo, en los años noventa un grupo de estudiantes, y profesores del MIT (Massuchusetts Institute of Technology), pusieron en marcha el proyecto Decavitor, que tuvo varias versiones, se llegaron a construir hasta cinco modelos. La teoría del Decavitor, que pesaba tan solo 22 kilos, se basaba en navegar sobre unos hydrofils utilizando la fuerza de las piernas, las cuales accionaban una hélice de 3 metros de diámetro, combinaban fuerza humana y propulsión aérea.

Hydrofoils  timthumb.php_p

Menos sofisticado, son artilugios como el AquaSkipper, que a base de dar saltos sobre una estructura metálica uno se puede desplazar sobre el agua tal cual un saltamontes. Y como se suele decir: “te pones súper cachas”; por un módico precio de 500 dólares USA.

 c) Dury Alonso