LA TRANSAT DEL SOURICEAU 4.75

gwada3-177_SOURICEAU_P

Montesinos invirtió 31 días en cruzar el Atlántico, desde Canarias hasta Guadalupe (Caribe). Ha recorrido 2.800 millas en solitario a bordo de un micro velero de 4,75 metros de eslora.

Montesinos, un navegante curtido de toda la vida. Con 59 años, Jean-Claude Montesinos le ha dado una vuelta de tuerca a la navegación transoceánica después de cruzar el Atlántico, desde Canarias hasta la isla Guadalupe, con un mini velero de 15 pies de eslora, a bordo del Souriceau 4,75 metros diseño de Eric Henseval.

plano Souriceau 4 75

Su primera Transat en solitario fue en 1976, participo en la vuelta al mundo Whitbread 1973-1974 a bordo del Kriter I, ha navegado en la Clase Star (Campeón de Francia en 1992,1994, 1995, 1996), etc.… es Presidente del Club Náutico de Cannes desde 2007. Y profesionalmente es Director Regional de Volvo Penta en el sur de Francia.

Vamos, que lleva el mar en sus venas. De hecho, a los cinco años ya navegaba. Su primer ídolo de la vela fue el arquitecto naval Jacques Fauroux. En Camper & Nicholson conoció a Alain Glisksman, entrando de lleno en el proyecto vuelta al mundo del Kriter I. tuvo relación con Alain Colas para la creación de una escuela de vela, fue vicepresidente del prestigioso club Cercle de la Voile de Paris.

El Souriceau 4.75 es mini crucero para vela oceanica. Pues así de pequeño es el velero que diseño Eric Henselval, arquitecto naval formado en Westlawn Institute of Marine Technology de Stamford, USA; que también ha colaborado con el gabinete Van Peteghem – Lauriot Prevost.

Hensel ha diseñado un mini velero para navegantes muy metidos en la mar, de fácil construcción y económico. Orientado a los constructores amateur. Se utiliza madera de contrachapado marino, epoxi y fibra de vidrio.

big_IMG_1446_SOURICEAU_P

Según el diseñador, el coste de materiales esta entorno a los 8.500 euros, más 500 euros por los planos y menos de 3.000 euros para las velas (ojo, son precios de referencia en Francia, menos el importe de los planos que es lo que cobra Hensel).

Sus medidas son espectaculares. Eslora total 4,75 metros. Manga 2,20 metros, calado máximo 1,35 metros (utiliza quilla retráctil). Desplazamiento 560 kilos. Superficie velica 18 m2. Sobre la cubierta tiene dos burbujas de plexiglás, que permite una visión de 360° desde el interior. ¡Ah! ¡Y es transportable!

Cruzar el charco en 32 días con el Souriceau 4.75. Pues ya os lo podéis imaginar, recorrer casi tres mil millas a vela, en solitario y con un velero de 15 pies. Montesinos y sus amigos se desplazaron hasta el puerto canario de los Cristianos, en la isla de Santa Cruz de Tenerife.

img_1303_SOURICEAU_P

Tras pertrechar el Souriceau 4.75, a las 10:40 horas del 2 de enero de 2013 Montesinos zarpó del puerto canario de Los Cristianos hacia la isla caribeña de Guadalupe.

15012013-14h-vents_SOURICEAU_P

Según cuenta Montesinos en su blog Traversez l´Atlantique avec le Souriceau!, que diariamente ha ido actualizando, la primera singladura no fue de más de 90 millas, y durante varios días el viento no le ayudo mucho hasta que el 15 de enero se topo con los vientos Alisios de 18 nudos de intensidad, subiendo a los 23, lo que le obligaron a meter un par de rizos para dominar al pequeño Souriceau 4.75 que planeaba sobre las olas hacia el Caribe.

big_img_0138_SOURICEAU_P

Ya metido en el los raíles de los Alisios a Montesinos solo le quedaba controlar el ritmo de navegación para poder alcanzar isla Guadalupe, que descubrió el 1 de febrero de 2013. Así que el navegante francés invirtió 31 días con su súper mini crucero oceánico Souriceau 4.75.

¡Espero que alguien más se anime! Con los tiempos que corren, mejor estar en movimiento que esperar a que la económica florezca en un jardín marchito.

c) Dury Alonso