VENDEE GLOBE. COLISION EVITADA, DICE EL ARMADOR DEL SANTA TERESA

 

di_benedetto_080213_cargo_2-w.jpg

Dicen que no recibieron llamada alguna desde el Team Plastique, que lo tenían controlado y que alteraron el rumbo para no colisionar. Alessandro Di Benedetto dijo que realizo varias llamadas vía VHF y que nadie le contestó. El manido problema de los pabellones de conveniencia.

El cazador de barcos. Es el título de la novela escrita por Justin Scott en la que relata la persecución de Peter Hard Hardinemprende con el Leviathan –superpetrolero responsable del hundimiento de su barco y su esposa-, todo un éxito editorial desde 1979.

Siempre se ha dicho que el pez grande se come al pequeño. Y en la mar he vivido situaciones donde buques mercantes, de pasaje y pesqueros imponían su tamaña ante el velero. Tal cual un elefante contra un ratón. Incluso llamar por VHF al citado mercante y pasar ampliamente de responder, y para que no se olvidase lanzarle todo tipo de improperios. También he vivido  situaciones donde el oficial de radio de abordo nos facilito todo tipo de información. Y como todo en la vida, hay gente buena y otra que no lo es.

En teoría un velero tiene preferencia de paso ante uno a motor en aguas abiertas, pero la realidad no es así. Ahora hay mucho más medios técnicos para saber lo que tenemos en nuestro alrededor, lo mismo para los que nos vean, radares de mejor calidad, sistema AIS, etc., pero ante la duda lo mejor es poner espacio de por medio.

Curiosamente en esta Vendée Globe 2012-2013 hemos visto como dos OPEN 60 (Groupe Bel y Bureau Vallée) abordaron a sendos pesqueros que estaban faenando, cuando lo habitual es que un velero sea abordado por un buque de mayor eslora. Todo impotencia ver venir un velero de 18 metros de eslora a 18 nudos y que se empotre contra el pesquero, para alucinar del susto.

 

Alessandro Di Benedetto - Team Plastique

Yo digo que te llame, tú dices que no te llame. Difícil discernir quien tiene razón según lo que informo Alessandro Di Benedetto cuando estuvo a punto de ser abordado por el portacontenedores Santa Teresa, y lo que cuenta la empresa alemana armadora Hamburg Süd.

Las llamadas vía VHF no quedan registradas como en un teléfono móvil. Uno realiza una llamada a través de un canal de radio, en ese caso sería el Canal 16, y  a menos que alguien realice una grabación todo se lo lleva el viento.

Según informo Di Benedetto, el pasado día 8 de febrero: «Acabo de evitar la colisión con el carguero SANTA TERESA de la HAMBURG SUD, un portacontenedores que he visto en el detector de radar. He intentado varias llamadas por VHF hasta el último momento, cuando lo he visto surgir entre la niebla por estribor. Estábamos en ruta de colisión. He estimado la velocidad y el rumbo, porque no figuraban en su sistema AIS y seguía sin contestar a mis llamadas por el canal 16 de VHF. Por ello he decidido orzar para perder velocidad, modificar mi rumbo y dejar pasar el carguero por delante. Ha pasado a unos 100 metros, quizás menos, de mi barco, e incluso después del cruce han seguido sin contestar por VHF.»

Y el armador del Santa Teresa, Hamburg Süd argumenta: «… En el momento del incidente, alrededor de las 16 horas, el Capitán y el oficial de guardia estaban los dos en el puente. El velero Team Plastique era visible desde hacía un rato en los radares del carguero, que indicaban que los dos barcos se cruzarían a una distancia de 0,7 millas náuticas, es decir, a 1.300 metros. La velocidad del SANTA TERESA era entonces de 21,5 nudos, con una visibilidad de 4 a 5 millas náuticas.

Salido de astillero en 2011, el SANTA TERESA es un buque del tipo 7,100 TEU Santa de ultimísima generación. Todos los aparejos de navegación–dos radares, dos VHF conectadas en el canal 16, el AIS y el VDR (Voyage Data Recorder)- estaban encendidos y en perfecto estado de funcionamiento.

La señal AIS del velero Team Plastique fue recibida desde el primer momento por el SANTA TERESA y siguió presente en los dos radares ARPA y en el AIS durante todo el incidente.

Pese a que en ningún momento hubo riesgo de colisión aunque los dos barcos hubieran mantenido su rumbo inicial, el SANTA TERESA cayó 7-8 grados a estribor para dejar aún más sitio al velero. Como todos los viernes, en aquel momento a bordo se desarrollaba un ejercicio de seguridad y diversos miembros de la tripulación del SANTA TERESA estaban en el puente de mando. Confirman que durante toda la duración de lo sucedido la distancia entre el Team Plastique y la parte posterior del puente de mando del SANTA TERESA fue mucho mayor de los 100 metros citados.

Los responsables de la tripulación indican además que el SANTA TERESA en ningún momento recibió una llamada por el canal 16 de VHF (USW)…»

Difícil de creer que no recibieron la llamada VHF del Team Plastique, y cuando uno se cruza tan cerca con tremendo mercante en alta mar siempre suele haber un saludo visual desde el alerón del puente.

 

di_benedetto_080213_cargo_1-w.jpg

Pabellón de conveniencia del Santa Teresa. El pabellón de conveniencia, bandera de conveniencia, o flapping out, es una práctica habitual en sector marítimo desde hace más de cincuenta años, básicamente lo que pretende la empresa armadora es eludir presión fiscal y laboral.

El portacontenedores Santa Teresa, de la empresa alemana Hamburg Süd, tiene bandera de Liberia, con puerto base Monrovia. Al igual que otros 3.500 buques mercantes, representando más del 10% de la flota oceánica del mundo.

La armadora Hamburg Süd también dijo que: «… Queremos añadir que en todos nuestros buques solo empleamos miembros de la tripulación cualificados, profesionales y perfectamente formados, y que ese incidente en ningún caso fue una “colisión evitada” porque la distancia que separaba los dos barcos siempre fue suficiente.»

Cada cual que saque sus conclusiones. Dicen que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

c) Dury Alonso