VENDEE GLOBE, ACCIONA SAILING ACUÑA DESVOLCAR

 

538114_397242067039206_981760708_n_w.jpg

Nadie duda que el Acciona Sailing es un velero monocasco de la Clase IMOCA, pretender lanzar informaciones partidistas para oscurecer lo que otros proyectos oceánicos  consideran un riesgo asumido es absurdo. Adrizar una embarcación en el mar no es tarea compleja, sobre todo si el estado de la mar es bonancible. La palabra “desvolcar” no existe en la R.A.E.

Primero zozobra. El pasado día 3 de febrero, a unas 400 millas al Sur de las Azores, el velero OPEN 60 Acciona Sailing estuvo a punto de irse a pique como consecuencia de la pérdida de su quilla. La rotura de la quilla implico que el Acciona Sailing queda con la quilla al sol tras naufragar; el casco del velero quedo en posición inversa, con la cubierta bajo el agua a la espera de que lo rescaten antes de irse a pique con el paso del tiempo.

El buen trabajo del equipo Acciona Sailing he permitido que, con la ayuda del remolcador São Miguel de Punta Delgada, se recuperase la embarcación después de cinco días (tal como informó Acciona Sailing). A lo que se le sumo las buenas condiciones de la mar para poder adrizar la embarcación antes de remolcarlo hasta un puerto seguro en las Azores.

Como se adriza un velero de 60 pies. Pues tan fácil como darle la vuelta sobre sí mismo en tierra se puede hacer en la mar, siempre que acompañen las condiciones meteorológicas. En tierra, durante la fase de construcción de un velero de regatas o construcción a la unidad (on-off), si el casco se ha construido boca abajo, para el pegado de casco – cubierta antes hay que darle la vuelta al casco, lo podéis ver en este video. Hacerlo en tierra requiere de medios mecánicos, pero en el agua es más fácil porque una embarcación tipo IMOCA OPEN 60 cuenta con compartimentos estancos en el interior para tener una flotabilidad suficiente.

 

2007artemis2_construction_lloyd_1_w.jpg

En la mar, hay una prueba de seguridad por la que tiene que pasar todos los IMOCA 60 para poder participar en regatas oceánicas. Se trata de poner el barco en el agua, y con la ayuda de una grúa, se le da la vuelta dejándolo con la quilla al sol. Después se suelta el barco para que desde el interior el patrón lo adriza utilizando los sistemas hidráulicos de la quilla pivotante. En el video del test del Acciona Sailing veréis como se realiza.

 

6264941270_599dd12d36_z_p.jpg

Y cuando no tenemos la quilla, también se puede adrizar una embarcación en la mar, importante que las condiciones meteorológicas sean bonancibles. Cuando el velero esta con la quilla al sol, utilizando dos embarcaciones, se pasan unos cabos alrededor del casco del velero como si lo enroscasen sobre sí mismo. En el caso del Acciona Sailing, teniendo un remolcador grande, y embarcaciones semirrígidas de apoyo. El remolcador en posición transversal al OPEN 60, dos cabos salen del remolcador hasta el OPEN 60 y amarran en su costado opuesto (supongamos que es estribor) pasando por su casco; y  desde una embarcación semirrígida situada transversalmente al OPEN 60 y opuesta al remolcador desde el costado de babor, sale otro cabo, o cabos que se amarran en el otro costado (el de babor) pasando por la cubierta. Cuando el OPEN 60 está amarrado, la embarcación semirrígida tira del cabo en sentido contrario mientras que el remolcador pone maquina atrás para que entre ambos obliguen a girar el casco hasta adrizar el velero. Ya sé que la terminología náutica es un poco árida, pero en la mar cada maniobra tiene su propio nombre, y a bordo de un barco solo hay dos cuerdas, la de la campana y la del reloj de bitácora.

La palabra desvolcar no existe. Lo normal, lo ético, lo moralmente normal es transmitir información real, que sea informativa y formativa. Todos podemos tener dudas cuando escribimos o hablamos; y cuando no tenemos la respuesta nos documentamos, preguntamos a los que más saben, consultamos diccionarios o enciclopedias. Pero escribir por escribir, o por desinformar, a la larga pierde credibilidad, se va a pique el crédito, se entra en el descrédito.

 

med_pindar-open-60-credit-tom-faire-turning-the-hull3.JPG

En el diccionario de la R.A.E. la palabra “desvolcar” no existe. Sí podemos consultar las palabras volcar (Torcer o trastornar algo hacia un lado o totalmente, de modo que caiga o se vierta lo contenido en ello), zozobrar (Perderse o irse a pique), adrizar (Poner derecho o vertical lo que está inclinado, y especialmente la nave), o enderezar. De todas maneras el inventarse palabras marineras no es exclusivo del Accciona Sailing, hace unos días en un programa de radio un locutor acuño “timonela”, en referencia a la mujer que lleva el timón (en alusión a la persona que estaba en el control del estudio), palabra que no existe; lo más próximo sería timonera (sitio donde se sentaba la bitácora y estaba el pinzote con el que el timonel gobernada la nave), para nota.

Alguien dirá que es necesario escribir de forma coloquial, más entendible, más digerible, sobre los acontecimientos náuticos. Totalmente de acuerdo, y necesario para salvar la barrera de la propia terminología que muchas veces distancia al público en general. Pero como ya comente, hay suficientes palabras y recursos para explicar la verdad, no hace falta inventar lo que no existe ni en tierra firme.

c) Dury Alonso