VENDEE GLOBE, EN EL CUADRADO DE LAS AZORES

 

Arnaud Boissières

¿Siguen las averías en el “cuadrado de las Azores”?, ahora tiene problemas el Akena Vérandas, navega hacia el Sureste desde media noche de ayer. Jean Le Cam vuelve a la quinta posición con el SynerCiel después de bordear el anticiclón de las Azores. Controladas las vías de aguas a bordo del Initiatives-coeur. Team Plastique ya está en el hemisferio Norte.

En el “cuadrado de las Azores”. Pues el lugar donde más averías, y abandonos, se han producido durante esta Vendée Globe.

 

 

130205_07utc_posicion-flota-vendee-globe_w.jpg

Alguien me comento si a los OPEN 60 Vendée Globe les ha visto un “tuerto” al paso por las Aozores. Eso no lo podemos asegurar, pero que son muchos los ojos de las aves “azores” (pájaro parecido al halcón) que sobrevuelan el archipiélago, es tan cierto como el origen etimológico de esta islas puesto por el navegante portugués Diogo de Silves, que se quedo muy impresionado cuando las descubrió al ver que las sobrevolaban los azores.

Cuando la flota zarpo el pasado 10 de noviembre de 2012, cerca de las islas Azores el Savéol de San Davies perdió el mástil; el Boreau Vallée de Louis Burton abordo a un pesquero. De vuelta hacia Le Sablés d´Olonne, Virbac-Paprec 3 pierde la quilla al Sur de Azores, el Gamesa de Mike Golding tiene problemas en las caja de la quilla del Gamesa, Acciona Sailing pierde la quilla cuando navegaba en novena posición. Y ahora no sabemos lo que le pasa al Akena Vérandas de Arnaud Boissières.

Pero parece ser que el cambio radical de la ruta del Akena Vérandas ha tenido más que ver con la previsión meteorológica que con problemas técnicos. A las 20:47 UTC de ayer, navegando con rumbo Norte (16°) viro hacia el Sureste hasta las 07:00 UTC de hoy que ha vuelto a navegar hacia el Noreste. Por lo que se puede ver en el tracking Vendée Globe, Boissières ha querido escapar de las calmas del anticiclón de las Azores y ganar longitud Este a toda costa, sigue teniendo en mente adelantar al Mirabaud antes de llegara a Le Sablés d´Olonne.

Esta la única explicación que podemos dar por ahora a los cambios de ruta del Akena Vérandas, porque hemos realizado la consulta pertinente a la Vendé Globe y no tenemos otras noticias. Estaremos atentos al “cuadrado de las Azores”.

Un bordo de cuatro días. El pasado día 1 de febrero Jean Le Cam, en quinta posición con el SynerCiel, decidió navegar hacia el Norte / Noroeste para bordear el anticiclón que se estaba formando en las islas Azores, más millas hacia el Golfo de Vizcaya. Mientras que Mike Golding, sexto con el Gamesa, opto por hacer rumbo hacia cabo Finisterre, ciñendo contra os vientos del anticiclón pero con menos millas por delante.

La estadística, y la bibliografía, dice que para negociar el anticiclón de las Azores desde el Sur hacia el Golfo de Vizcaya suele ser bordeándolo por el Oeste. Evidentemente todo es relativo dependiendo de la posición del velero respecto a la alta presión. Pero en el caso Jean Le Cam y Mike Golding las cosas pintaban que Le Cam estaba en lo cierto, como finalmente ha demostrado el patrón francés al recuperar su quinta posición antes de entrar en el último tramo Vendée Globe por el Golfo de Vizcaya.

El próximo miércoles está previsto que Jean Le Cam cruce la línea de llegada en Le Sablés d´Ollone a bordo del SynerCiel, sobre las 6 de la madrugada. A lo largo del día esperan que llegue Mike Golding con el Gamesa. Y entre medias, fuera de regata, aparecerá Bernard Stamm con el Cheminées Poujoulat.

Con averías múltiples. Initiatives-ocuer, en el decimo puesto,  sigue su marcha hacia el Norte ciñendo entre os vientos Alisios. A bordo el patrón Tanguy De Lamotte ha podido controlar las vías de agua producidas en la caja de la orza de babor por el impacto de un objeto flotante no identificado.

«Esta noche he podido dormir –Tanguy De Lamotte, parón Initiaitves-coeur (comento a las 15:42 del 04.02.13)-. Tenía 30 nudos de viento y mala mar. Esta mañana se ha calmado un poco, con 15 a 18 nudos de viento y la mar se ha calmado un poco. Anoche cosí una pequeña cincha que colocaré en la parte baja de la orza para tirarla hacia adelante. Lo haré hoy. Pero tengo que considerar las consecuencias antes, porque si sale puede convertirse en un peligro potencial para el casco. Quizás esperaré un poco.

Para el agujero del casco, tiene que haber buenas condiciones para taparlo. He conseguido llenar los agujeros más grandes. He puesto trapos para limitar la velocidad de entrada de agua. La bomba trabaja 10 minutos cada tres cuartos de hora. Cuando saque la orza el agujero será un poco más grande.»

 

Petit gennaker déchiré Team Plastique

A 900 millas del Initiatives-coeur navega el TeamPlastique de Alessandro Di Benedetto, último OPEN 60 Vendée Globe en cruzar el Ecuador hacia el hemisferio Norte.

Desde cabo Hornos Di Benedetto ha tenido muchas averías, velas rotas y una fractura en una costilla golpeado por la escota de la vela mayor. Últimamente ya sin velas para vientos portantes. Momentos antes de cruzar el Ecuador, Di Benedetto comento:

Va bien, el viento empieza a amainar porque me acerco al Ecuador. Estoy a 10 millas de navegación del paso del Ecuador. Podré empezar a ver la estrella Polar. Es un poco tranquilo porque ya no tengo velas de viento portante. No son las configuraciones habituales del barco. Lo he probado todo para ganar décimas de nudo.

La moral siempre ha estado alta. Claro que tuve una decepción cuando vi que el genáquer pequeño explotaba por segunda vez. Probablemente defectos de costura, ha explotado. Hay que asumirlo, forma parte de la Vendée Globe. El material se somete a una dura prueba y si además hay defectos de concepción, se rompe. Bajará la velocidad media, y ahora tengo que aguantar, porque después tendré mucha ceñida.

La postal es bastante azul y radiante. Dejando de lado que no puedo correr como quisiera, aprovecho el sol. Hay entre 10 y 14 nudos de viento que me permiten avanzar a entre 10 y 11 nudos. El mar está tranquilo, el barco estable y lo abro mucho para que haya corriente de aire. Tengo una pequeña nevera para tener agua fresca cuando quiero. Puedo refrescar el equivalente a dos vasos de agua. Es muy importante para la moral a bordo.

Para cocinar tengo todo lo que hace falta: una olla a presión para cocinar con seguridad en condiciones difíciles. Permite hacerlo todo, y además conservar las vitaminas de los alimentos. Tengo muchas otras cosas, pero sobre todo no dudé en traerme ingredientes. Aún tengo harina, levadura, sal. Tengo que organizar algo en la llegada para todo el mundo, ¡pero hace falta una gran cacerola!

TRACKING VENDÉE GLOBE

c) Dury Alonso