VENDEE GLOBE, ACCIONA SAILING PIERDE LA QUILLA

 

El Open 60 Acciona Sailing pierde la quilla y vuelca a 360 millas de las islas Azores. El patrón sano y salvo en la base militar de la isla de Tercerira en Azores.

Sano y salvo, trasladado a la base militar de Terceira. Según informo ayer la organización Vendée Globe, el velero Acciona Sailing volcó tras la comunicación recibida por parte del jefe de equipo OPEN 60  Acciona Sailing 100% EcoPowered, Ricardo Maldonado. En el momento del suceso, las 11:49 horas de ayer, 3 de febrero de 2013, el velero Acciona Sailing navega en ceñida, con un viento del Nordeste de 15 nudos a 360 millas del archipiélago de las islas Azores en novena posición.

 

En un segundo comunicado, a las 04:30 horas de hoy, el patrón del velero Acciona Sailing ya estaba en la base militar de la isla Terceria, a donde llego tras ser rescatado por un helicóptero del Servicio de Salvamento Marítimo de Portugal.

Pérdida del total o parte de la quilla. Para que un velero vuelque es necesario que este pierda su quilla, que es lo que le ha sucedido al OEN 60 Acciona Sailing. Lo que pasa que desde Acciona se ha querido minimizar el fiasco del proyecto Acciona Sailing 100% EcoPowered, recurriendo a un subterfugio semántico al decir: “ha volcado”; como si no hubiese pasado nada.

 

Técnicamente, el OPEN 60 Acciona Sailing lleva una quilla pivotante, formada por dos piezas. Un sable que se instala en el interior del casco. Y un bulbo, en este caso de 3.080 kg, que se sujeta a la parte inferior del sable de la quilla mediante unos pernos. Un conjunto que debe de llegar a los 3.600 kg, sobre el 45%, como mínimo, del desplazamiento total del Acciona Sailing, dicen que 8 toneladas.

Tan solo con que se desprenda el bulbo de la quilla, de 3.080 kg., ya es suficiente para que Acciona Sailing vuelque. La falta del peso sumergido provoca la pérdida total de estabilidad, y como en el momento del suceso, sobre el casco hay un aparejo velico que estaba soportando el viento sobre las velas, el barco acaba escorando hacia sotavento, metiendo el mástil en el agua  y girándose hasta quedar boca abajo.

Esto es lo que le hubiese pasado a Jean-Pierre Dick cuando perdió la quilla de su velero Virbac-Paprec 3 el pasado 21 de enero, a 900 millas de las islas Azores. Pero la pericia del patrón permitió que su OPEN 60 no volcase y que ahora esté a punto de llegar a Le Sablés d´Olonne, tras navegar más de 2.000 millas sin quilla.

 

¿Por qué vuelca el Acciona Sailing? Humanamente, en el caso del Acciona Sailing, evitar el vuelco es cuestión de suerte, si en ese momento el patrón está en el interior, lejos de la bañera del velero, es difícil el lograrlo. Para ejemplo lo que le sucedió a Jean Le Cam en la pasad edición a 100 millas de cabo Hornos cuando su velero perdió el bulbo de la quilla, volcó sin más, no tiempo de reacción.

Y técnicamente, hay más sombras que luces en el proyecto Acciona Sailing. Teóricamente la quilla del Acciona Sailing se ha construido con un coeficiente de seguridad correspondiente a 3. Y, como novedad mundial, debería de tener instalado cuatro captores acústicos, y un acelerómetro, que permiten conocer a tiempo real los posibles fallos estructúrales de la quilla en el ordenador de a bordo.

 

Si estos fallos no se han producido, la perdida de la quilla del Acciona Sailing tuvo que ser por un fuerte impacto contra un objeto flotante no identificado. Pero en ningún momento el patrón del Acciona Sailing ha realizado comentario alguno a este respecto. También puede ser que una posible avería en la quilla se produjese hace tiempo y el patrón no lo comunicase por cuestiones estratégicas, y ahora la quilla se desprendiese sin avisar.

Dese luego, la estrategia informativa del equipo Acciona Sailing es todo un cumulo de despropósitos cuando la evidencia esta clara, para volcar un velero tiene que perder la quilla.

c) Dury Alonso