VENDE GLOBE, LOS DOS PRIMEROS RUMBO NORTE AL OESTE DE CABO VERDE

 

376537_486080114775715_2119388623_n_w.png

Muchos frentes abiertos en el Atlántico, Banque Populaire intenta dar caza al Macif, Virbac-Paprec 3 pendiente del Hugo Boss por el Oeste, SynerCiel desesperado por la costa de Brasil, Gamesa evita que Mirabaud no le adelante, Akena Vérandas atrapado al Este de Rió de Janeiro, Acciona Saling perderá posiciones, Initiaitve-coeur tras los paso del VNAM avec EDM Projets, Team Plastique sigue su ruta Este al Sureste de Malvinas.

Macif y Banque Populaire al Oeste de Cabo Verde hacia el Norte. Los dos primeros OPEN 60 Vendée Globe navegan a 300 millas al Oeste del archipiélago de Cabo Verde, a buen ritmo gracias al viento del primer cuadrante proveniente del anticiclón de las Azores; alta presión que se encuentra más baja de las islas Azores debido a las borrascas que recorren el Atlántico desde Canadá hasta Europa.

 

Sommeil François Gabart

«No he tenido unas calmas ecuatoriales fáciles –François Gabart, patrón Macif (15:40 – 18.01.13)-. Quizás es por esto que estoy un poco menos contento, porque no es divertido quedarte parado así. Sigo concentrado, pero también hay que tener un poco de perspectiva y me digo que no está nada mal estar donde estoy. Creo que todo el mundo estará de acuerdo con eso.

(Sobre su estado de forma) Tanto el hombre como el barco están en plena forma, y eso es una buena noticia. He podido aprovechar las condiciones muy suaves en las calmas ecuatoriales para hacer un repaso completo. Personalmente, pese a las condiciones difíciles, he descansado y estoy fresco. Ahora es el final de la regata y buscaré la fuerza en el fondo de mí mismo para aguantar hasta la llegada.

(Sobre su última semana de regata y sus eventuales ganas de aislarse) Dependerá de las condiciones. En algunos momentos estás tan ocupado con el barco y los reglajes que no es fácil. Pero cuando es estable, no hay ningún problema para coger la cámara para hacer vídeos e ir a la mesa de cartas.

(Sobre el final de la regata y su recorrido) La regata será difícil hasta el final. Armel (Le Cléac’h) no está lejos y quedan muchos obstáculos antes de la línea de llegada. Pero estoy muy orgulloso de lo que he hecho. Nadie podrá quitármelo y creo que, pase lo que pase, para mí será una buena Vendée Globe. Espero que lo sea hasta el final.»

Al Norte del Ecuador. Jean-Pierre Dick dice estar preparado para las próximas tres mil millas hasta Le Sablés d´Olonne. Su OPEN 60 Virbac-Paprec 3 lo lleva amurado a estribor, y tiene bajo control al Hugo Boss al Suroeste de su posición.

«He salido de las calmas ecuatoriales – Jean-Pierre Dick, patrón Virbac-Paprec 3 (15:40 – 18.01.13)-. Esta noche ha sido dura y me parece que no he sido el más favorecido. Había muchísima lluvia, no había viento, era muy desagradable. Ahora ya avanzo un poco mejor, pero los alisios del nordeste son desfavorables, casi del norte. Espero que mejore y que pueda ir hacia el norte.

(Sobre su estado de forma) Estoy cansado porque la noche ha sido dura. Tienes que quedarte fuera recibiendo masas de agua en la cara. Si a eso le añades la subida al mástil y los dos meses de regata, cansa. Ahora habrá una larga bordada y espero poder descansar un poco para estar en plena forma para la última fase. Mantengo la esperanza y tengo que aguantar esta tercera posición a toda costa.

(Sobre sus reparaciones) He reforzado el estay, la reparación está terminada, la tensión es la adecuada y puedo usar mi solent. También subí al mástil para desbloquear una driza que estaba bloqueada desde el Pacífico. Pero he tenido tantos problemas con mis hooks, que ya no me inmuto. Sigo como Santo Tomás (ndlr: famoso por su incredulidad) y toco madera.»

 

Alex Thomson 08/01/2013

Para Alex Thoms0n, patrón del Hugo Boss, las calmas ecuatoriales ya han finalizado, ya puede navegar a buen ritmo tras el Virbac-Paprec 3, que lo tiene a 264 millas más al Norte:« (Sobre los barcos de los primeros) estoy sorprendido por la resistencia de los barcos franceses. Si dejamos de lado los horribles accidentes con las colisiones, los barcos estaban superbién preparados y es mérito de los equipos de tierra.

(Sobre el final de la regata) Si mi objetivo fuera ganar, estaría realmente decepcionado. Pero hoy mi objetivo es acabar tercero, y estaría bien acabar en menos de 80 días.»

Dificultades para los “pistoleros” al Sur de Trinidade. Jean Le Cam pelea con toda su energía cerca de la costa brasileña, sigue ciñendo con su OPEN 60 SynerCiel haciendo bordos hacia el Norte, pero se le está resistiendo el role a la derecha para navegar rumbo directo al Ecuador.

El quinteto SynerCiel, Gamesa, Acciona Sailing, Mirabuad y Akena Vérandas gana latitud Norte con lentitud. Gamesa sigue sin tener claro que no pierda su sexta posición ante el Mirabaud, lo tiene a 280 millas al Suroeste de su posición, y está haciendo un largo bordo amurado a babor hacia el Este con un poco más de velocidad porque tiene 5 nudos más de viento (entre 20 y 26, frente los 17 y 21 del Gamesa). Quien puede caer al paso del Mirabaud es el Acciona Sailing, que está a 100 millas más a Sur.

 

Mike Goldin 18.01.13

A Mike Golding no solo le preocupa la progresión del Mirabaud de Dominique Wavre hacia el Noreste, sino que pueda tener víveres y combustible hasta el final de regata: «Solo me quedan 6 raciones de cereales. No es un drama, pero tendré que tener imaginación con lo que me queda, si quiero estar cómodo en las semanas finales.

Cargamos el barco con comida, gasoil y recambios para una regata de 90 días. En esta flota tan competitiva todos vamos al límite e intentamos minimizar nuestro peso. Sin embargo, cuando llegan los tiempos difíciles, no dudas en comer una ración doble, o poner el calentador, o poner el motor en marcha para mantener una mejor temperatura en el interior. Pero ahora, cuando nos acercamos a las últimas etapas de la regata, todos esos excesos anteriores (y ha habido muy pocos) empiezan a pasarte cuentas y en tus pensamientos empieza la paranoia de si no llegarás, o no podrás llegar hasta Les Sables d’Olonne.

Si hoy empezara ahora una travesía desde Río de Janeiro a casa y me enseñaran en el muelle lo que hoy me queda de comida, recambios y gasoil, me haría un hartón de reír, porque no hay bastante. Pero aquí, a 400 millas al este en el Atlántico, rumbo al norte con la mayor parte de mi cuarta Vendée Globe detrás de mí, no me queda otra opción que llegar hasta el final.

Quedarte sin cereales es una cosa, pero desde que la caja de control del hydrogenerador casi se incendió cuando empezaba el océano Austral en el camino hacia el Sur, el gasoil ha sido la principal preocupación. Creo que tendré bastante hasta el final; pero como con los cereales –y prácticamente con casi todo, ahora-, irá muy justo.

De todas formas, si en la última semana tengo que comer mermelada y pepinillos, lo haré. Pero no tener electricidad significa no tener piloto automático, luces, sistemas de navegación, AIS, quilla, etc… ¿En el golfo de Vizcaya, en febrero? Eso es demasiado, y no es muy seguro o propio de buen navegante. Pero como todos los otros participantes en la Vendée, es mi necesidad inherente de terminar (¿una forma de locura?); sencillamente tengo que cerrar el círculo y acabar, de manera que pueda volver a sentir la emoción de esos 20 minutos entrando en el canal de Les Sables d’Olonne.»

Al Sur de los cuarenta rugientes. Initiatives-coeur sigue la estela del VNAM avec EDM Projets, en el puesto diez y once respectivamente, y parece que ambos veleros no tendrán problemas de viento hacia el Norte, tan solo una posible transición cruzan el paralelo 40 Sur, pero por ahora siempre con vientos favorables.

«En este momento las condiciones son excelentes –Bertran De Broc, patrón del VNAM avec EDM Projets-. Cielo despejado, algo azul, mar llana, olas de 1,50 metros, 20-23 nudos de viento y avanzo a 15 nudos. No está nada mal. Subiré con portantes y por eso creo que me acercaré al grupo de los cinco. Avanzaré y disfrutaré navegando.

Con Tanguy (De Lamotte), vamos al mismo lugar, pero no tenemos las mismas condiciones. Ayer felicité a Alessandro (Di Benedetto) tras su paso del cabo de Hornos, porque hace una superregata. También miro lo que pasa delante, porque las condiciones no parecen fáciles.»

Además Tanguy De Lamotte tiene que hacer una pequeña reparación en la pala del timón de estribor, dañado por un golpe de un tronco: “El madero de ayer por la noche no tocó la quilla, sino el timón y dañó el borde de ataque (la proa). La mecha (parte estructural) no está dañada, pero la deformación causada genera remolinos y cierta pérdida de eficacia del timón. Eso no impide avanzar (ver la media de la última clasificación), ni seguir ruta con normalidad hacia Les Sables d’Olonne. En los próximos días intentaré mejorar la ‘forma’ hidrodinámica del timón sacando las puntas de carbono que sobresalen. ¡Hasta la próxima, la ruta sigue! Tanguy”.

 

Alessandro Di Benedetto - Team Plastique

Y para Alessandro Di Benedetto el trabajo de las averias le siguen ocupando horas a bordo del Team Plastique: «Vuelvo a ir a rumbo. He recuperado el genáquer, que está completamente roto; he podido recuperar la polea de driza de la perilla. He metido el genáquer en el pañol de velas. He vuelto a colocar un nuevo circuito para la pala del timón de babor (era el timón de sotavento cuando se ha roto la driza y por tanto es el que ha aguantado la presión del genáquer caído al agua). El timón no está dañado y vuelve a estar en su sitio. Las dos drizas de genáquer, la de tope de palo y la del genáquer pequeño, están fuera de servicio, porque cayeron en el interior del mástil. Navego con solent y mayor y por ahora, por falta de drizas, no puedo usar los spis o el genáquer pequeño. Espero las condiciones para subir al palo y pasar al menos una driza (driza de recambio que tengo a bordo).»

Y van 70 días de regata Vendé Globe.

TRACKING VENDÉE GLOBE

c) Dury Alonso