VENDEE GLOBE. PARA QUE MOJARSE, MEJOR SECOS

acciona_111012_05_b_p.jpg

Nuevo diseño de cabinas en los OPEN 60. Muchos patrones ya están cansados de mojarse. Bernard Stamm estrena un nuevo concepto de cabina.

Muchas horas, mucha agua. Sera lo que piensan los patrones de  los OPEN 60 que acuden a la Vendée Globe. Demasiado tiempo mojado, ¿para qué? Cierto que en las últimas décadas los trajes de agua han mejorado muchísimo, ahora son más ligeros, protegen mucho, no meten agua y transpiran. Pero faltaba algo más para llevar una vida un poco más cómoda sobre la cubierta de un OPEN 60. Poder tener una cabina que proteja es todo un lujo.

initiatives_vg_95_p.JPG

Hagamos un pequeño cálculo. Pongamos que la bañera de un OPEN 60 tiene una capacidad de  4,5 metros cúbicos de capacidad, puede ser más o puede ser menos, pero nos puede servir. Vamos navegando con viento y mar y los rociones son fuertes, el agua de mar barre la cubierta hacia popa, mejor que no nos alcance por popa, y mucha se descarga sobre la bañera. Miles de litros de agua que desaparecen en cuestión de segundos gracias a la velocidad de nuestro velero.

201238104523_8_p.jpg

Resulta que nuestra vuelta al mundo será de cien días, de los cuales la mitad en los océanos australes, el resto bajando y subiendo el océano Atlántico. Podríamos estimar que vamos a tener un total de 35 días muy mojados, no serán las 24 horas de cada día, pero con que sean 8 horas seguidas de rociones nuestro patrón solitario se traga 75.600 metros cúbicos de agua salada, o lo que es lo mismo treinta veces al agua de una piscina olímpica.

Hasta la Vendée Globe de 2004-2005. Prácticamente todos los OPEN 60 tenían una pequeña zona en cubierta, pegado a la cabina, donde descansaban parapetados de los rociones del mar pero cuando tocaba maniobra en la bañera el remojón estaba asegurado. Pero en esta edición, entre los veinte veleros participantes aparecen unos OPEN 60 con grandes mejoras en lo que se conoce como el “roof” de la cabina hacia popa.

2005bonduelle1_b_p.jpg

El Bonduelle de Jean Le Cam y el Sill Veolia de Roland Jourdian, dos nuevos diseños de Marc Lombar que tienen una distribución de la maniobra de drizas muy concentrada llegando al centro de la cabina a través de túnel desde la base del mástil. Así que gran parte del trabajo del patrón ya empieza a ser menos húmedo. También tiene una cubierta muy mejorada respecto a los diseños de Lombar los nuevos Farr PRB, con que el Vincent Riou gano esta edición, y el Virbac-Paprec de Jean-Pierre Dick.

Siguen evolucionando en 2008-2009. Ya aparecen muchos más OPEN 60 con “su tejadillo”, fijo o móvil, para sobre llevar los litros y litros de rociones.

fo270908-0705_620_p.jpg

El nuevo OPEN 60 Foncia aparece con una capota corrediza, al igual que los demás diseños de Bruce Farr PRB, Delta Dore, Gitana Eigthy, BT, etc. Lo cual les permitía a los patrones cubrir más o menos el espacio de la bañera en función de las condiciones de la mar.

open60_barcelona_hugoboss_p.jpg

También los nuevos OPEN 60 del diseñador Finot-Conq, el Hugo Boss de Alex Thomson (que se retiro de la regata nada más iniciarse porque la reparación de un fuerte golpe por un pesquero en el costado de estribor no quedo bien) y el DCNS de Marc Thiercelin,  presentan un nuevo concepto para no mojarse.

Sobre la cubierta aparecen dos cabinas, una a cada banda, y entre ambas un espacio abierto para toda la maniobra de drizas y reenvíos de proa. Una solución no cuajara justo por la falta de protección cuando el patrón tiene que atender la maniobra en el piano.

Algo más que protección en 2012-2013. Poco a poco los patrones siguen buscando soluciones para mejorar la protección contra los rociones en la bañera. Algunos han realizado cambios sustanciales en la estructura del roof, incluso pasando de tener ruedas a usar caña; lo podemos ver en el Gamesa de Mike Golding, botado en 2007, y en el Mirabaud de Dominique Wavre, botado en 2006; ambos OPEN 60 diseño de Owen Clarke.

121016_ecover-gamesa_cubierta_p.jpg

Jean-Pierre Dick estreno nuevo OPEN 60 en 2010, diseño de Verdier – VPLP, con el que gano la segunda edición de la BWR. Un OPEN 60 que presentaba dos cabinas separadas, con espacio entre ambas para la maniobra del piano pero con la ventaja de que el patrón puede ir bien  sentado llevando la caña y viendo hacia proa. Pero para esta edición de la Vendée Globe ha modificado el espacio entre las dos cabinas para no mojarse en el piano.

121016_virbac-paprec_oo_p1.jpg

Creo que Bernard Stamm está siendo el más acertado con su nuevo OPEN 60 Cheminées Poujoulat, botado en 2011, diseño de Juan Kouyoumdjian, el mismo que diseño el Pindar que participó en la Vendée Globe de 2008-2009.

cheminees_poujoulat_bi_009_b_p.JPG

Bernard se ha preocupado de tener una cabina sobre la bañera muy aerodinámica, un solo conjunto, puede ir sentado, ver hacia proa y trabajar en el piano sin mojarse. Será la primera Vendée Globe del nuevo Cheminées Poujoulat, pero seguro que este nuevo concepto de Bernard aparecerá en futuros OPEN 60.

c) Dury Alonso

www.pontoon.es 

Twitter: @DuryAlonso