VENDEE GLOBE, GUILLEMOT QUIERE EXPERIMENTAR UNA VUELTA DIFERENTE

safran_vg_05_p.jpg

Será la segunda participación del patrón francés con su OPEN 60 Safran. Finalizo en tercera  posición en la pasada edición de la Vendée Globe con la quilla media suelta. Rescato a Yann Eliés al sur de Australia.

Dar la batalla. Es el objetivo principal del Marc Guillemot para esta edición de la Vendée Globe después de su primera participación en 2008-2009. “Simplemente porque todavía quiero salir y dar la batalla –Marc Guillemot-. Desde que iniciamos este proyecto la Vendée Globe ha sido uno de los objetivos principales de Safran. Nada más finalizar la última Vendée Globe, ya sabía que iba a estar de nuevo en la vuelta al mundo porque tenía muchas ganar de hacerla pero de una manera diferente, tratando de eliminar la mayor cantidad de errores como sea posible respecto a la edición anterior. Esta vez quiero experimentar una Vendée Globe diferente.”

guillemot_por_051_p.JPG

Lleva la competición en la sangre. Con 53 años, este marino bretón tiene una larga trayectoria en vela oceánica desde 1979 cuando empezó a navegar en solitario. En 1984 batió el record del Atlántico, Oeste – Este, a bordo del catamarán Jet Services II junto a Jean Le Cam y el patrón  Serge Madec en 8 días y 16 horas. Al año siguiente, intentado rebajar el m ismo record, Guillemot tuvo un grave accidente que le rompió las dos piernas, pero en 1988 volvió a navegar a bordo del nuevo Jet Services V y logrando un nuevo record trasatlántico en 7 días, 6 horas y 32 minutos.

Desde 2005 está inmerso en el proyecto OPEN 60 Safran, velero diseñado por Verdier – Lauriot Prévost con el que ha participado en la anterior Vendée Globe, y en el que ha navegado más de 50.000 millas náuticas.

Descubrir la Vendée Globe. “Al igual que mucho de otros participantes, descubrí esta regata hace cuatro años –Marc Guillemot-. A partir de ese momento valoro mucho más la Vendée Gobe. Todos salimos para ser los más rápidos, lograr el mejor rendimiento, pero por experiencia se que la aventura es parte del juego y no se puede evitar. La Vendée Globe ofrece una serie de elementos desconocidos e incidentes inesperados que se tiene que lidiar en el día a día. En la anterior edición me he topado con un montón de cosas no previstas. Esta vez se, que incluso antes de salir, voy a tener que lidiar con lo inesperado.”

safran_vg_23_p.jpg

No se equivoca Guillemot, una de las situaciones más difíciles fue el poder ayudar a rescatar con vida al patrón Yann Eliès al sur de Australia cuando se rompió una pierna estando en la proa de su OPEN 60 Generali. Guillemot permaneció cerca del barco Generali dando apoyo a su patrón Eliès, desde el Safran le lanzaba paquetes o botellas con agua para que Yann se puede alimentar e hidratar. Una asistencia que mantuvo hasta que llego al lugar un navío de la armada australiana que evacuo a Eliès hasta el puerto de Fremantle, a pocos kilómetros de Perth.

¿Objetivo ganar o acabar? Ese es el gran dilema para los participantes en la Vendée Globe, y Marc Guillemot reconoce que la idea es poder ganar la regata, que es para lo que te preparas, pero acabar es fundamental. “Nunca salgo a una regata que no sea para ganar –Marc Guillemot-. Pero la realidad es que el objetivo principal es completar este viaje de vuelta en Le Sables d´Olonne después de hacer la vuelta al mundo. Si se logra eso, ya es un gran resultado. Estar en la línea de salida es una cosa, pero estar de vuelta al final es otra cosa.”

Safran, principal patrocinador de Marc Guillemot, es una empresa francesa de alta tecnología que opera en el sector aeroespacial (propulsión y equipamiento), defensa y seguridad, y que opera en todo el mundo. Tiene una plantilla de 60.000 empleados, que ha facturado en 2011 11,7 billones de euros. Un grupo que invierte mucho en investigación y desarrollo, en el pasado ejercicio 1,3 billones de euros.

c) Dury Alonso

www.pontoon.es 

Twitter: @DuryAlonso