MINI 650. AYMERIC CHAPPELIER GANA LA REGATA LE SABLES – AZORES – LE SABLES

aymeric-chappellier.jpg

Finalizaron 31 de los 38 participantes en esta regata oceánica Mini 650. Aymeric Chappelier ganador absoluto y en la Clase Protos con La Tortue de L´aquarium La Rochelle. Y Aymeric Belloir fue el primero en la Clase 650 Serie con el Tout le monde chante contre le Cancer.

La Clase Mini 650 es la pequeña de la vela oceánica, en especial en Francia, pero al mismo tiempo es cuna de grandes navegantes oceánicos. Aunque sea repetitivo, Michel Desjoyeaux pasó por la Clase Mini 650 estrenando el primer velero de regatas con quilla pivotante. También los Mini 650 han sido los primeros veleros en utilizar dos timones, los tanques de lastre, botalón y muchos artilugios para poder ser muy veloces sobre las aguas atlánticas y que ahora vemos en veleros de mayor eslora. No nos olvidamos de los patrones españoles en la Clase, patrones como Alex Pella o Albert Bargues, o diseñadores como Ricard Teixido, ya hablaremos cuando toque la próxima edición de la MiniTransat 650.

cavalier_mini-transat_fauroux_desjoyeaux1.jpg

MiniTransat 650, es la regata más importante de la Clase, pero el calendario de regatas es amplio. De hecho este año 2012 hay programadas 18 regatas, casi todas en aguas atlánticas y otras en el Mediterráneo. Tiene cuatro niveles de dificultad, siendo la de mayor nivel la recién celebrada Le Sables d´Olonne – Azores – Le Sables d´Olonne.

20_w.jpg

Toco  navegar 2.600 millas náuticas, del 29 de julio al 26 de agosto, a bordo de un velero de 6.50 metros de eslora en dos etapas, primera Le Sables d´Olonne – Azores, segunda Azores – Le Sables d´Olonne. Se apuntaron un total de 38 Mini 6.50 entre barcos Proto y Serie, la mayoría los de la Clase Serie. Y el ganador de la Clase Serie, Aymeric Belloir fue sexto de la general absoluta.

Primero, antes de afrontar la regata Le Sables d´Olonne – Azores – Le Sables d´Olonne, por ser una regata de Nivel A los participantes han pasado un filtro de “cualificación”: navegar 1.000 millas en solitario con el barco a participar, presentar un informe médico, una prueba de esfuerzo y una ecografía cardiaca. Pasado el filtro, fueron 38 patrones solitarios Mini 650 que tomaron la salida de la primera etapa Le Sables d´Olonne – Azores el 29 de julio.

Nada más iniciarse la primera etapa ya hubo retirados por averías. El barco Festival des Pains, de Antonie Rioux tuvo problemas de energía al averiarse la pila de combustible. Julien Marcelet, patrón del Hisson les Voiles en Nord Pas de Calais se quedo sin stay y el FT Marine de Hugo Plantet desarbolo.

27_w.jpg

Bienvenido al purgatorio. Es conocido por todos los patrones oceánicos la dureza del Golfo de Vizcaya, la llamada “olla”, que con mal tiempo dicen que es peor que estar dentro de una súper batidora. Tras dejar Le Sables d´Olonne la flota tuvo días duros, con mucho frio, incluso  granizo, y viento de proa hasta Finisterre. Todo lo contrario de lo que se podría esperar en pleno verano, el poder navegar con pantalón corto y camiseta. Así que todos los patrones se aplicaron en organizarse bien a bordo, comiendo bien y abrigados para salir cuanto antes del Golfo de Vizcaya.

El grupo de cabeza estuvo liderado por el italiano Giancano Pedote, Benoit Marie y Etienne Bertrand, seguidos muy de cerca por Aymeric Chapellier con La Tortue de l´Aquarium La Rochelle. Chapellier apretó el ritmo y llego al puerto de Horta tres horas antes que el italiano Pedote después de nueve días de regata.

24_w.jpg

De vuelta, Azores – Le Sables d´Olonne. Un poco más rápida fue la segunda etapa. La flota invirtió una media de dos días menos, los vientos fueron más favorables. Hay que recordad que a bordo de los Mini 650 no se permite la ayuda externa y la información meteorológica que reciben es la genérica vía radio y lo que ellos pueden estimar con su experiencia y la información previa a la salida de cada etapa.

No les fue tan fácil manejar el estado de la mar navegando con spi. Algún susto han tenido, no tan trágico como el que tuvo Aymeric Belloir en la primera etapa que choco contra una ballena. Uno de los que sufrió la fuerza de la mar fue Chappellier, su barco La Tortue de l´Aquarium La Rochelle se desboco metiendo la punta del mástil en el agua y los timones fuera del agua, vamos que la tortuga se quedo patas arriba.

44_w.jpg

Aun así la constancia de Chapellier le dio la victoria de la general al ser segundo en la etapa de vuelta. El segundo puesto fue para Nicolas Boidevezi con el Fondation terrevent, a más de cuatro horas del primero. Y el tercero Milan Kolacek con el Follow Me a más de diez horas del ganador.

c) Dury Alonso

Le Sables – Aozres – Le Sables

Deja un comentario