La Solitaire du Figaro vuelve a Gijón. Tres etapas, 1.432 millas y 37 participantes

flota_figaro_00.jpg

Será la 43 edición de la regata LE Figaro, una competición reservada a navegantes solitarios y barcos iguales, los monotipos Figaro II del astillero francés Beneteau. Que llega a Gijón con controversia política al costarle al Ayuntamiento de Gijón 80.000 euros, frente los 20.000 euros que había pagado en la edición de 2010.

 

Poco hay que decir de la regata La Solitaire du Figaro porque es de todos los navegantes conocida. Una regata muy exigente, con un ritmo de competición muy alto y puerta de entrada a proyectos oceánicos mayores para muchos de los patrones que logran puestos de podio.

 

La costa española siempre ha dado cobijo a esta regata, desde Bilbao a Bayona La Real, pero muy pocos patrones españoles han logrado una presencia larga en el tiempo. Como siempre es una regata francesa, para navegantes franceses, a pesar que la Organización siempre ha intentado desmonopolizar la dominante gala. En este edición estará el portugués Francisco Lobato, que ya ha participado en la edición de 2009 y 2010, un joven patrón que es una excepción en nuestro país vecino.

 

1.432 millas náuticas a tope. Ser la distancia a recorrer en las tres etapas previstas para esta edición de 2012. Arranca en el puerto de Paimpol este domingo, día 24 de junio, dirección al puerto de la Osa en Gijón (504 millas), la segunda etapa finalizara en el puerto de Saint Gilles Croix de Vie (442 millas), y la tercera etapa acaba en Cherbourg (486 millas).

 

Entre los 37 patrones inscritos, los aspirantes a dominar La Solitaire du Figaro serán Gildas Moran, Erwan Tabarly, Yann Elis y Nicolas Lunven, este último ganador de la edición 2009. Y entre las “chicas”, de las cuatro inscritas, Jeanne Grégoire es la más experimentada con nueve participaciones, logrando el quinto puesto en 2008; y otra a destacar es la franco alemana Isabelle Joschke, será su quinta participación en Le Figaro.

 

Controversia política la etapa de La Solitaire du Figaro en Gijón. La ciudad asturiana lleva once ediciones apoyando la regata, y que este año empatara con la gallega de A Coruña en número de veces anfitriona. Pero la presencia de esta regata siempre supone un desembolso importante para los puertos etapa.

 

En los medios de comunicación ya se reflejan las discrepancias políticas con el coste de la regata para el gobierno local de Gijón. Para esta edición de 2012 han pagado 80.000 euros a la Organización de la regata, la empresa francesa Pen Duick que bien dirige Pierre Bojic tras dejarle el puesto su mentor Gerard Petipas.

 

Se cuadruplicado la aportación de la ciudad de Gijón desde la edición de 2010. ¿Por qué? Pues porque la organización de la regata la cambiado de manos y el interlocutor de la empresa francesa en España ha sabido colarle un gol a la alcaldesa de Gijón. Victor Montero es la persona que gestiona la regata en España, ya lo hizo con anterioridad, pero sus relaciones con los anteriores organizadores franceses se rompieron hace tiempo hasta la llegada de la empresa Pen Duick, con la que siempre ha mantenido buenas relaciones por sus ascendentes políticos.

 

Además del mayor coste, la flota de la regata no atracara en el puerto deportivo de Gijón, sino que estará en el puerto del Musel, en la Osa, con lo que tendrán menor repercusión según cito el concejal socialista Francisco Blanco: “si los veleros que van a participar recalan en el muelle de la Osa y no en el Puerto Deportivo gijonés, como venía siendo habitual en ediciones anteriores”.

 

LA SOLITAIRE DU FIGARO

c)Dury Alonso

Deja un comentario