Barcelona World Race: Albert Bargués y Eric Villalón conforman un nuevo equipo

albert-bargues-y-eric-villalon_w.jpg

 

El experto regatista oceánico Albert Bargués y Eric Villalón, ganador de cinco medallas de oro paralímpicas,  forman equipo con el objetivo de competir en la segunda edición de la Barcelona World Race

 

Una doble travesía del Atlántico será el nuevo paso del minucioso programa de preparación progresiva que siguen ambos patrones

Esta nueva plataforma deportiva, impulsada por la Fundació Navegació Oceánica Barcelona, promocionará los proyectos solidarios de Educación Sin Fronteras y de sensibilización social de Zero Limits

Con la firma del convenio entre la Fundació Navegació Oceánica Barcelona, Educación Sin Fronteras y Zero Limits el pasado mes de diciembre, se puso en marcha la creación del equipo de competición oceánica formado por Albert Bargués y Eric Villalón. El proyecto se basa en la utilización de los valores de la vela oceánica para crear un marco de promoción innovadora para los valores solidarios y de inclusión de las personas discapacitadas que constituyen la filosofía de acción de Educación Sin Fronteras y Zero Limits.

Albert Bargués es un experto navegante, que además de la pasada Barcelona World Race, ha dado la vuelta al mundo con el Fortuna Lights en la Whitbread 1985/86 y ha participado en dos Mini-Transat y en una Transat Jacques Vabre, entre otras regatas oceánicas. Albert es un especialista tanto en logística como en preparación técnica, física y psicológica para la alta competición oceánica, cualidades que van a ser fundamentales en el desarrollo del proyecto.

Eric Villalón es un reconocido deportista de elite, cuyo palmarés le convierte en el deportista paralímpico español más laureado, con premios tan destacados como la Real Orden de Oro del Mérito Deportivo y la consecución de cinco medallas de oro, dos de plata y una de bronce en esquí alpino en los tres Juegos Paralímpicos en los que ha participado. Eric hace un año logró un nuevo reto, formar parte de la primera expedición mundial al Polo Sur de personas con discapacidad convirtiéndose así en la primera persona con discapacidad visual en llegar al Polo Sur y en el primer catalán en hacerlo, como miembro de la expedición Polo Sur Sense Limits, organizada por la asociación Zero Límits. Eric Villalón tiene un resto visual de un 5% desde su nacimiento.

Esta innovadora experiencia surgió cuando finalizada la expedición al Polo Sur, la Directora y Vicepresidenta de la asociación Zero Limits, Montse García, propuso a la FNOB un proyecto para una expedición científica dando la vuelta al mundo a vela con discapacitados. La Fundación no pudo integrar este interesante proyecto entre sus objetivos, pero en cambio ofreció a Zero Limits la posibilidad de que un deportista con discapacidad se incorporase al equipo de la FNOB que lidera Albert Bargués. Su objetivo final sería el de competir en la Barcelona World Race, regata vuelta al mundo a dos y sin escalas, cuya segunda edición saldrá el 31 de diciembre de 2010.

Eric y Albert han desarrollado un minucioso plan de trabajo progresivo para afrontar el reto que supone crear un entorno inclusivo para una persona con un 5% de resto visual a bordo de un barco de 60 pies (18,29 metros) y navegar una regata vuelta al mundo a dos. Se trata del actualizado “ESP-33” con el que Albert Bargués ya completó con éxito la pasada Barcelona World Race. Además del entrenamiento específico por parte de Eric Villalón, éste junto con Albert Bargués y el equipo técnico están trabajando la adecuación de algunos detalles del barco así como la sistematización y creación de un protocolo de maniobras de navegación. También se va a investigar y desarrollar algunos equipos que faciliten la navegación de Eric y la comunicación entre ambos regatistas.

El programa progresivo de entrenamiento que comenzó hace varios meses, con la primera fase de aprendizaje de Eric, entra ahora en una nueva etapa. Albert y Eric emprenderán la próxima semana una larga navegación por el Atlántico, que partiendo desde Barcelona les permitirá acumular unas 5.000 millas sin escalas, teniendo como punto de destino las Antillas Francesas, y tras rodearlas regresar a la Ciudad Condal. Durante esta etapa, los dos patrones del barco “ESP-33” irán acompañados por un miembro del equipo técnico y la entrenadora del equipo. Tras regresar a Barcelona, durante el mes de mayo el programa de preparación dará un nuevo paso adelante, comenzando las navegaciones largas a dos por el Mediterráneo y el Atlántico de ambos regatistas. La calificación requerida por la Barcelona World Race (una regata de 2800 millas) será el siguiente objetivo antes de verano, y se contempla también su posible participación en la Vuelta a España durante el próximo mes de junio.

La continuación de una vocación solidaria

Educación Sin Fronteras es una Organización No Gubernamental de Desarrollo (ONGD) referente en Educación Transformadora. Para ESF la educación es, además de una necesidad básica, un derecho fundamental y la llave para la transformación social. La entidad ya participó en la pasada edición de la Barcelona World Race, en la que el ESP-33 navegó con el nombre de Educación Sin Fronteras. La experiencia contribuyó a reivindicar el derecho a la educación en todo el mundo, así como a invitar a la sociedad a compartir la idea “la educación es libertad”. Por su parte, Zero Limits es una entidad que, como su nombre indica, tiene entre sus objetivos la organización de proyectos deportivos y de sensibilización social en los que no se contemplan limitaciones preestablecidas para las personas, abogando por la capacidad de los dis-Capacitados.

Esta iniciativa recoge el testigo de la cultura surgida en Barcelona en apoyo a la vela para personas que sufren alguna discapacidad, con los primeros pasos de la Escuela de Vela Adaptada en 1988 y la organización del Campeonato del Mundo de Vela Adaptada ’92 en el Port Olimpic.

La Fundació Navegació Oceánica Barcelona realizará una donación a ambas entidades, como ayuda para realización de sus proyectos. Zero Limits destinará estos recursos para desarrollar una plataforma web accesible con contenidos oceanográficos, Explora els Oceans, así como la continuación de su trabajo de sensibilización social que ya viene desarrollando desde 2007. Por su parte, Educación sin Fronteras destinará la donación para completar su Programa de mejora de la calidad educativa en Centroamérica y Caribe, dedicado a influir en sistemas y políticas educativas, desarrollar métodos alternativos y fortalecer los actores educativos.