Todos atentos a las bajas presiones

Rolex Sydney Hobart pre-race Weather Briefing

Photo credit: Rolex / Kurt Arrigo

Unos 100 barcos se preparan en Sydney para afrontar la edición 65 de la Sidney – Horbat el próximo 26 de diciembre, más de seiscientas millas por aguas del mar de Tasmania.

 

El primer, y único, participante español es el Charima de Alejandro Perez Calzada, que navega bajo la grimpola del Real Club Náutico de Barcelona. Un velero de 57 pies en aluminio, diseño de Sparjman & Stephens, construido por Palmer & Johnson en 1970.

 

Las condiciones meteorológicas predicen que la salida de la regata será tan espectacular como siempre, los spi de toda la flota desplegados en la bahía de Sydney hasta el inicio del primera tramo de ceñida donde el viento será de entre 10 a 20 nudos.

Según informo Barry Hanstrum, del Servicio Meteorológico Australiano, la regata se iniciara con una ligera brisa del sur, que en alta mar rolara al noreste llegando a los 20 nudos. Un sistema de bajas presiones tropicales está cruzando la zona de Australia y marcara el ritmo de los vientos que se toparan los participantes en su ruta hacia el sur rumbo a la isla de Tasmania, previo navegar por el litoral oriental australiano y el Estrecho de Bass, donde se esperan viento del suroeste de hasta 30 nudos.

Uno de los navegantes más experimentados en la Sydney-Hobart es Will Oxley, con once participaciones en esta regata, considera que durante el primer día la navegación será complicada: “Parece bastante importante permanecer en el Este, mar abierto, porque cerca de la costa el viento ira a menos. Los barcos más grandes son los que antes alcanzaran el viento del noreste. De todas maneras creo que la regata se decidirá en la costa de Tasmania durante el amanecer del día 28.” Buen día para ganar o perder una regata el 28 de diciembre, el día de los Santos Inocentes.

Entre los cien participantes en la Sydney – Hobart, es la primera vez que un barco español toma la salida de esta regata. El Charisma de Alejandro Perez Calzada está listo para afrontar esta dura regata, una de las muchas que tiene previsto su armador hasta el año 2012. Por ahora ha participado en diez grandes regatas desde 2007.

Alejandro Pérez Calzada, armador del Charisma Alejandro Pérez Calzada, armador del Charisma

 

El proyecto Charisma Race tiene por objetivo dar la vuelta al mundo participando en las mejores regatas. Se inicio en la Fastnet Race de 2007 y la última ha sido la Transpac 2009 entre Los Ángeles y Honolulú en Hawái, donde ganaron la clase, además de liderar la flota durante los primeros días y ser el único barco que navego por la ruta del norte.

Días antes de la Sydney Hobart, Alejandro Perez Calzada comento: “Es una regata que culmina parte del programa que iniciamos en 2007, porque está justo en el ecuador de la travesía. Mi objetivo al embarcarme en este proyecto era participar en todos los “ochomiles” de las regatas de altura, dentro de los cuales esta es la mítica, la más atrayente: es un poco el Everest de nuestra vuelta al mundo”.